Mildred presenta Expediente de Regulación de Empleo

La dirección de Mildred tiene intención de presentar un Expediente de Regulación de Empleo (estará sobre la mesa a comienzos de la próxima semana), el cual afectará a la mayor parte de los empleados (excepto algunos que se encargarían de trabajos de limpieza y mantenimiento). Todo de cara a la posible compra de las instalaciones existentes en Huesca por otra firma del sector de la bollería industrial. Según el consejero de Industria, Arturo Aliaga, las conversaciones podrían fructificar en la próxima semana. El responsable de Mildred, Antonio Ramos, dice que la salida de la crisis es "difícil, complicada,... pero posible".

Audio sin título

La dirección de la empresa mantenía este viernes dos encuentros: uno con los representantes laborales y otro con el Ayuntamiento de Huesca.

Se explicaba a trabajadores y sindicatos que se va a entrar en un Expediente de Regulación de Empleo, con la extinción de la relación laboral excepto en unos pocos casos. Posteriormente se producirá una reconversión mientras se entra en la venta de la empresa a otra firma. De ello, como apunta, Ángel Laguarta, secretario provincial de UGT, se informará a los trabajadores en una asamblea que seguramente tendrá lugar el lunes.

Arancha García Carpintero, secretaria general de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras en Huesca, reconoce que un Expediente de estas características sin expectativas de futuro sería "dramático"; sin embargo, es "un mal menor" si en el plazo de menos de 45 días se puede dar continuidad a la actividad económica.

La plaza Navarra de Huesca acogía este viernes por la tarde una nueva concentración de trabajadores; acudía el consejero de Industria, Arturo Aliaga, que reconoce que la actitud de los empleados es ejemplar (algo de vital importancia para que la empresa que quiera adquirir Mildred se dé cuenta de que se está trabajando con seriedad).

Se apuntaba que la ciudad de tiene que ser consciente de lo que se juega en esta crisis. Como apunta José Manuel Solanas, representante de UGT Aragón, el cierre de Mildred (comparando su dimensión con la población existente en Huesca) es similar a lo que supondría el cierre de Opel en Zaragoza.

En el Ayuntamiento de Huesca tenía lugar otro encuentro: entre representantes municipales y dirección de Mildred. El Ayuntamiento mostraba su "apoyo indiscutible y el compromiso para trabajar conjuntamente con la Consejería de Industria del Gobierno de Aragón".

La dirección de la empresa confía en que "el proceso de negociación del Expediente de Regulación se convierta en un expediente de suspensión temporal de contratos (porque se haya encontrado una solución para la continuidad de la factoría)".

Comentarios