El proyecto de la Muralla unirá el campus del Isuela con el del Casco Antiguo

2005041919 Muralla 7.jpg

El Plan Especial de la Muralla de Huesca quedaba aprobado esta semana. En el proyecto se contempla como elemento singular la construcción de una plataforma peatonal que sirva para salvar la Ronda Montearagón y unir la zona del campus del casco antiguo con la de las antiguas Residencias de Niños. De esta manera, quedarán unidas las dos zonas universitarias más importantes de la ciudad.

Todavía no se conocen los detalles de cómo será exactamente esa pasarela peatonal que servirá para unir la zona del Seminario, el Colegio Mayor Ramón Acín y la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte, con el entorno de la Residencia de Niños, el nuevo Polideportivo, la Facultad de Odontología y las instalaciones deportivas del campus oscense.

De esta manera, el Casco Antiguo quedará unido con el campus de la zona del Río Isuela; algo que es valorado de forma positiva por la presidenta de la Asociación de Vecinos del Casco, Susana Oliván, que asegura que el proyecto logrará que la propia Muralla y su entorno se convierta en un espacio más abierto.

Los vecinos recibían con gran satisfacción la aprobación esta semana del Plan Especial de la Muralla. Conscientes de que es un proyecto todavía a unos años en vista, aseguran que es el paso definitivo para que la rehabilitación del monumenta sea por fin una realidad.

Por lo que respecta a las obras de la restauración del monumento propiamente dichas podrían iniciarse en unos días por el solar contiguo a al Casa Amparo que en la actualidad se utiliza como aparcamiento de uso público. Según ha explicado el Alcalde de Huesca, Fernando Elboj, ya está en proceso de licitación la ejecución de la rehabilitación de un paño de 70 metros que corresponde a este solar, intervención que vendrá precedida de una gran cata arqueológica.

Para intervenir en el resto de la Muralla será necesario esperar algún tiempo, ya que el Plan Especial tendrá que ser informado favorablemente por la Comisión de Ordenación del Territorio y posteriormente aprobado por el pleno Municipal.

Además, habrá que llegar a un acuerdo con los propietarios de los terrenos aledaños a la Muralla sobre el valor de los bienes ajenos al suelo que el Ayuntamiento tendrá que satisfacer antes de ejecutar la expropiación que permitirá habilitar un pasillo de ocho metros paralelo al monumento. En ese momento el Gobierno de Aragón podrá iniciar la recuperación del resto de la Muralla. En todo caso, los técnicos ya han dicho que rehabilitarla en su totalidad costará, por lo menos, un decenio.

La aprobación del Plan Especial de la Muralla supondrá, aparte de abrir la posibilidad de rehabilitar el monumento, también que el Colegio San Vicente y la Casa Amparo puedan ampliar sus actuales instalaciones. En concreto, respecto a esta última, el Alcalde de Huesca ha señalado que la Fundación asistencial está llevando a cabo negociaciones con el Colegio de Aparejadores.

Comentarios