Ibercaja lidera el envío de dinero a al extranjero de la Confederación de Cajas de Ahorro

Ibercaja es la entidad de ahorro líder por el número de remesas enviadas a los países de origen de los inmigrantes a través de la plataforma de la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros). En cifras redondas, el 23% de las operaciones de la plataforma correspondió a envíos de dinero por parte de Ibercaja. El 40% de la remesas enviadas tienen como destino Ecuador, seguido de Rumanía y Colombia

Este servicio, más conocido como Bravo IB-envíos, comenzó a funcionar hace dos años y participan 32 cajas de ahorros de las 43 existentes en España. Esta plataforma conecta con una red de bancos corresponsales (partners) de 13 países distintos con los que se tienen acuerdos concertados. El límite de dinero a transferir es de 3.000 euros por operación. No hay ningún gasto en destino.

La transacción media que se lleva a cabo en las oficinas de Ibercaja es de 700 euros por operación, que se eleva a 850 euros si se trata de envíos con destino a Ecuador, y suben a 1.400 euros los que van dirigidos hacia Rumanía.

Más de 145.000 inmigrantes son clientes de Ibercaja. Representan más del 7%del total, con un volumen de actividad (créditos más ahorro gestionado) que sobrepasan los 1.000 millones de euros. El 10,44% de las hipotecas concedidas por la entidad han sido para este colectivo, por un importe medio de 147.000 euros, principalmente para la adquisición de vivienda usada.

El envío de remesas por parte de la inmigración asentada en España alcanzó en el pasado ejercicio los 6.250 millones de euros, un 35,45% más que en el año anterior, según los datos del Banco de España. Esta cifra sería mayor si se cuantificase los envíos de remesas por canales no oficiales. La inmigración representa casi el 10% de la población española, unos cuatro millones de inmigrantes con papeles, y un porcentaje sin cuantificar en la llamada economía sumergida y sin ningún tipo de protección.

La transacción media (remesadoras y sistema bancario) asciende a más de 300 euros y se envían entre siete y once al año, sobre todo entre los trabajadores latinoamericanos.

Las remesas están suponiendo verdaderas palancas de desarrollo para muchos países en un porcentaje superior a otro tipo de créditos o programas contra el subdesarrollo. Por ejemplo, representan el 5,8% del PIB de Bolivia y el 4% de Ecuador.

En esta dirección, el Gobierno y las entidades financieras, representadas por la CECA y la AEB, firmaron a principios de año un acuerdo para abaratar el envío de remesas mediante el canal del sistema bancario y acordaron también asociar la recepción de remesas a líneas de crédito atractivas para estos países y a programas de acogida de inmigrantes en España.

SIN PROBLEMAS DE IDIOMA

“Ahora, en Ibercaja hablamos su idioma”. Este es el eslogan de un servicio de interpretación lingüística puesto en marcha por la entidad de ahorro para todos los inmigrantes que no dominan el idioma español y quieran efectuar alguna operación bancaria, como envío de remesas, o simplemente de información.

El objetivo del servicio es proveer a las oficinas de una solución suficiente para que no sea el idioma lo que le impida comunicarse con su cliente.

Este servicio permite la actuación de un intérprete profesional en una conversación telefónica a tres bandas, traduciendo éste en ambas direcciones: cliente-empleado, empleado-cliente.

Están disponibles los idiomas más habituales de los clientes extranjeros como son el rumano, árabe, francés, inglés y alemán, todos los días y en todas las oficinas de la entidad.

Hay otros 23 idiomas, como chino, ruso y ucraniano, para los que es necesario solicitar con anterioridad para la traducción simultánea.

Comentarios