En estudio una nueva regulación del tráfico en Huesca

La Comisión de Seguridad Ciudadana se reunía para tratar tres cuestiones importantes para la ciudad de Huesca. La primera de ellas, la más trascendental para la circulación en la ciudad, es el estudio de un anexo a la Ordenanza General de Tráfico. Entre otros asuntos, en este anexo se tiene previsto una nueva regulación de los permisos de circulación para mercancías peligrosas, trasportes especiales y vehículos que superen el peso establecido en la actual Ordenanza General de Tráfico. La Comisión de Seguridad Ciudadana también analizaba la adecuación al nuevo catálogo de establecimientos de Hostelería y el plan de semaforización.

El anexo a la Ordenanza General de Tráfico, que se espera se apruebe de forma inicial antes de las elecciones municipales, también recogerá los permisos de estacionamientos en las zonas de carga y descarga y los permisos de obras en la vía pública que impliquen un impedimento para el tráfico rodado de peatones y para la circulación de vehículos.

En la comisión de seguridad Ciudadana se daba a conocer las propuestas de adquisición de elementos que constituirán el nuevo plan se semaforización. Principalmente, la inversión que rondará los 57.000 euros irá destinada a la compra de 3 elementos:

Detectores de la presencia de peatones en los semáforos.

Instalación de semáforos dinámicos.

Puntos de medida, colocados debajo del asfalto, para medir el flujo de circulación.

En algunos de la ciudad se instalarán estos 3 sistemas de medición (como la rotonda situada al lado del edificio de la Policía local y la rotonda cercana al colegio de los Salesianos) y que tienen como objetivo mejorar la circulación de vehículos y garantizar una mayor seguridad al peatón.

Otro orden del día que analizaba la Comisión era la actual adecuación de los establecimientos oscenses al nuevo catálogo de establecimientos de hostelería aprobado el pasado mes de noviembre. En este sentido, Luis Felipe, concejal de Seguridad Ciudadana ha manifestado que el nivel de adecuación es muy bajo “de los 46 locales que hay en Huesca, sólo 6 han pedido voluntariamente la adaptación de su licencia a este catálogo”. Aunque ocurre pocas veces, en esta ocasión todos los grupos políticos han manifestado su voluntad de facilitar la inscripción voluntaria a los apartados del Catálogo. El nuevo catálogo establece un periodo de seis meses para que los diferentes establecimientos se adapten de forma voluntaria, sino el ayuntamiento de Huesca tendrá que actuar de oficio para que cada local se adecue a la nueva normativa.

Comentarios