CHA insiste en la Variante Sur para conectar las autovías A-22 y A-23

El Ministerio de Medio Ambiente informaba esta semana de que a su juicio, la alternativa número 1, la que discurre por el norte de la ciudad, es la que menos impacto ambiental va a generar en la construcción del tramo Huesca-Siétamo de la autovía a Lérida. CHA critica que el Ministerio ha elegido la opción que no quería el Ayuntamiento de Huesca. Por ello, instan al concejo oscense a que insista en que se realice la alternativa número 3 que es la que número 3 que discurría al norte del núcleo de Quicena y contaba con una velocidad de 120 kilómetros por hora.

Para los nacionalistas, tras tiempo de marear la perdiz Medioambiente ha elegido la alternativa por el norte que no quería el Ayuntamiento. En sus alegaciones a los corredores propuestos decía: “ En nuestra opinión, y aún a pesar de existir una apreciable diferencia de coste ( 9 millones de euros), entendemos que desde el punto de vista de ordenación territorial e interés general de Huesca y su comarca, la única solución que permite un crecimiento adecuado y armónico basado en la comunicación y apoyo entre los distintos núcleos de población afectados por este tramo de autovía, es la definida como ALTERNATIVA 3”. Dice CHA, “No sabemos si la falta de sensibilidad ante el paisaje y los ríos que en otros casos manifiesta el Ministerio de Medioambiente ha querido ser compensada en esta ocasión o si, como nos tememos, el sobre coste de esta alternativa ha sido decisivo a la hora de tomar la decisión, o si las alternativas propuestas (ignorando otras soluciones posibles) ya inducían a que la única solución viable fuera la que se admite. En cualquier caso la ciudad de Huesca se encuentra en puertas de la puesta en marcha de una infraestructura que por los parámetros de diseño reducirá la velocidad a 100 km/h y, lo que es más grave, constriñe el crecimiento urbano de Huesca norte quedando la ciudad literalmente atravesada por una autovía. Parece que no hemos escarmentado con lo ocurrido con la circunvalación de la ciudad por el oeste”.

Desde Chunta Aragonesista se entiende que debe abandonarse esta opción y apostar por la que se defendía desde el propio Ayuntamiento e incluso las Cortes de Aragón, “La variante Sur, con características de autovía, sea la conexión entre las autovías A-22 y A-23”. Es la opción que permitiría la interconexión directa de las dos autovías con el Parque Tecnológico Walqa, la Plataforma logístico-industrial, el aeropuerto y las carreteras autonómicas A-131 (con flujo superior a 7.000 vehículos diarios) y la A-1212 (con una densidad de tráfico entorno a los 1.700 vehículos diarios). Y, lo más importante, evitaría en constreñimiento de la ciudad.

Para Miguel Solana. “Una vez más queda patente las nefastas consecuencias que para la ciudad tendrá la política autista de Fernando Elboj que aborrece salir de la ciudad y acudir a los lugares donde de verdad se toman las decisiones. En estos momentos que puede distraerse la atención de lo verdaderamente importante para la ciudad con mensajes equívocos desde Chunta Aragonesista queremos manifestar que estaremos vigilantes e intentaremos corregir este desaguisado impulsando que la variante sur sea una realidad a corto plazo”.

Comentarios