El Secretario de Estado de Infraestructuras visita las obras de la autovía entre Jaca y Sabiñánigo

El Secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, visita este viernes las obras de la autovía A-23 en el tramo Sabiñánigo ( oeste )-Jaca ( este ). Dicho tramo tiene una longitud de 10,140 kilómetros y fue adjudicado por un presupuesto de 22,5 millones de euros, con un plazo de ejecución de 33 meses, contados desde la fecha en la que pudieron ser ocupados los terrenos en septiembre de 2006.

El Secretario de Estado estará acompañado en su visita por el Delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, el Subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, los alcaldes de Jaca y Sabiñánigo y los presidentes de las comarcas de Jacetania y Alto Gállego, entre otras autoridades.

Las obras de la autovía entre Jaca y Sabiñánigo, que se iniciaron hace unos meses, comienzan a ser más visibles con los movimientos de tierras y la presencia de maquinaria pesada. Actualmente se está explanando el terreno paralelo a la carretera Nacional 330 y en varios tramos se están instalando colectores para canalizar el agua de las barrancos de la zona.

En el proyecto se contemplan dos enlaces, el de Martillué, que conecta con la N-330 y las localidades de Martillué y Espuéndolas, que se resuelve mediante dos glorietas que permiten todos los movimientos, conectadas entre sí por un paso superior a la autovía. Y el enlace de Guasa, situado al final de la actuación, que da servicio a la localidad de Guasa, conectando a su vez con la N-330 y con el tramo siguiente de la autovía Mudéjar A-23. Dicho enlace, al igual que el anterior, se compone de dos glorietas que permiten todos los movimientos, pero conectadas esta vez mediante un paso inferior a la autovía.

La sección tipo básica en el tronco de la Autovía estará compuesta por dos calzadas de 7,00 m de anchura, en las que se alojarán dos carriles de circulación de 3,50 m, arcenes exteriores de 2,50 m. A lo largo del tramo se han proyectado una serie de estructuras de diferente tipología: Puente en el Barranco de Borrés, Puente en el Barranco Espuéndolas, Puente en el Barranco de Revise y Viaducto sobre el río Gas. La permeabilidad territorial queda garantizada mediante la construcción de varios pasos inferiores y superiores. Se prevé la ejecución de vías de servicio y reposición de todos los caminos de servicio que puedan verse afectados por las obras proyectadas.

Comentarios