El PP muestra con fotografías el "abandono" del entorno de la Catedral

El Partido Popular ha difundido varias fotografías para denunciar la situación de "abandono" en la que se encuentra el entorno de la Catedral. Los autores de las fotografías accedieron a la parte adyacente a la Casa Aísa y fotografiaron también el estado de la catedral desde la calle Petronila.

Según los populares, en la parte adyacnte a la Casa Aísa, "junto a andamios y palés se observan en el suelo, entre zarzas y cascotes, sillares procedentes de la fábrica original de la catedral o piezas de cantería abandonadas. El aspecto general es de total abandono. Entre las piezas desperdigadas se observa un contrafuerte y el brocal de un pozo. En la fachada norte de la seo, viejos maderos apuntalan escaleras en estado muy precario. En un rincón, además, se han almacenado antiguos contenedores de basura del Ayuntamiento".

Las cosas no mejoran en la calle Petronila. Los populares aseguran que "el paseante se encuentra con dos grandes agujeros a nivel del suelo, completamente desprotegidos, por los que cabe holgadamente una persona. En su interior, y en el momento de realizar las fotografías, se acumulaba una gran cantidad de basura y restos orgánicos".

Según aseguran concejales del Partido Popular, es frecuente ver a niños entradando y saliendo en sus juegos de esos huecos, en los que también acostumbran a descansar perros abandonados. En el perímetro de la catedral, como el PP ya denunció en su día, mediante otras fotografías, se observa basura en muchos puntos.

El concejal popular Jorge Escario señala que “una vez más, queda patente el estado de abandono que sufre el casco viejo. Vecinos y turistas se enfrentan a diario a una visión tercermundista, y sufren las consecuencias de la desidia de Elboj”. En opinión de Escario, la situación del entorno de la catedral “es, si cabe, más grave todavía. Es un espacio de enorme potencial turístico, y tendría que ser una referencia de calidad de vida para sus vecinos. La ceguera de Elboj impide que los oscenses disfruten de un entorno privilegiado que, a día de hoy, sigue condenado al olvido”.

Comentarios