Isín, un ejemplo de gestión en la recuperación de un pueblo que ha sido premiado por Europa

El presidente del Gobierno de Aragon , Marcelio Iglesias, ha podido conocer de cerca lo que ha sido el trabajo de siete años en la recuperación del pueblo abandonado de Isín, con motivo de su inauguración. El proyecto de este núcleo del municipio de Sabiñánigo, está gestionado por la Fundación Benito Ardid, desde sus comienzos en agosto del año 2000.

Iglesias ha resaltado la voluntad de trabajo de la asociación, sorprendiéndole cómo han dejado el pueblo. Aseguraba, tras verlo, que lo que se ha hecho va más allá de lo que se le había comentado. La rehabilitación ha contado con la colaboración de otras entidades. En el transcurso de la inauguración se ha destacado por parte del presidente de la Fundación Ardid que, desde la Comisión Europea correspondiente se les ha reconocido como ejemplo de gestión y recuperación de un pueblo abandonado para centro social y vacacional de disminuidos.

El director de este centro vacacional para personas con discapacidad, José Francisco López, ha destacado que el trabajo ha sido duro, pero se ha conseguido en este periodo de tiempo el contar con un Albergue Residencia, una Casa de Turismo Rural, dos casas para trabajadores, zonas deportivas, con piscina adaptada para todo tipo de minusvalías y una Granja Escuela. A esto se une la construcción de los servicios necesarios de abastecimiento, electricidad y acondicionamiento de calles.

Con relación a la inversión que se ha llevado a cabo en estos siete años, se acerca a los siete millones de euros con la colaboración de diferentes instituciones, administraciones y el propio Gobierno de Aragón con más de dos millones de euros, que sigue siendo el propietario del pueblo. Ha precisado que no se puede hablar de balances de ocupación y gestión, ya que lleva unos ocho meses en funcionamiento y en ese periodo se ha llegado al treinta por ciento. Será mejor a principios de 2008 con todos los servicios que ya se encuentran al cien por cien.

En sus declaraciones a Radio Huesca Digital, ha precisado que este complejo está abierto a todas las personas particulares y grupos ya que lo que busca es la integración de todos, aunque su principal fin son los discapacitados. Igualmente ha resaltado que se cuenta con un grupo de montañismo denominado Al filo de lo posible, que realizará diversas actividades en montaña.

El alcalde serrablés, Carlos Iglesias, ha manifestado que éste es un ejemplo claro de la recuperación de un pueblo abandonado, lo que demuestra que en un municipio como el de Sabiñánigo, con tantos núcleos, se pueden llevar a cabo proyectos de gran envergadura desde campos de golf a conservar lugares típicos del Pirineo.

Las obras comenzaron en agosto del año 2000 con cuatro trabajadores contratados por la fundación siendo su primera labor el desbrozar el pueblo y a desescombrar los muros de las casas pues se encontraban en ruina total.

Mientras tanto, se iniciaron contactos con los antiguos habitantes y en el año 2001 se recuperan las fiestas patronales del pueblo en honor a San Esteban. Se celebran el 3 de agosto y son un éxito de asistencia se juntan casi 200 personas asisten unos setenta antiguos habitantes.

La llegada del agua se sucede en los albores del 2002, es una empresa Sevillana la que perfora varios pozos con exitoso resultado. En el verano del 2006 se produce un acontecimiento largamente esperado, viene a Isín el primer campamento de personas con discapacidad a disfrutar del centro.

Con relación a la Fundación Ardid sus objetivos son la asistencia en su más amplio sentido a personas mayores de 18 años con discapacidad intelectual. Comprende el alojamiento y alimentación, acogida, empleo, formación, terapia ocupacional, tutela, ocio y tiempo libre, servicio sanitario, entre otros aspectos para dichas personas. Todo ello mediante la creación de residencias y centros de acogida, ocupacionales, especiales de empleo, rurales, de formación y vacacionales como el de Isín.

Comentarios