Emotiva inauguración de las obras de restauración de la ermita de "La Bella" en Castejón del Puente

El Consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, ha inaugurado las obras de restauración del interior de la ermita de “La Bella”, acompañado por el obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, y el alcalde de la localidad, José Mª Morera. En 2006 finalizaban las obras de restauración del interior de la ermita que comenzaron en 1993 y que han contado con un presupuesto de 120.000 euros. El objetivo del ayuntamiento ahora es iniciar la restauración exterior de la ermita. En el acto de inauguración ha participado un numeroso grupo de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago.

El alcalde de Castejón del Puente, José Mª Morera, ha explicado que para la localidad se trata de un gran acontecimiento puesto que desde hace muchos años todos los vecinos estaban pendientes de su restauración debido a la devoción a la Virgen de La Bella. Morera ha señalado que el ayuntamiento ha restaurado un monumento destacado y supone para la corporación municipal una “gran satisfacción”.

Arturo Aliaga, Consejero de Industria, Comercio y Turismo, ha manifestado que el patrimonio de la Provincia de Huesca “hay que ponerlo en valor”, al mismo tiempo que ha recordado que desde el Departamento de Turismo del Gobierno de Aragón han colaborado en la adecuación de los accesos y del interior de la ermita de “La Bella”.

El obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha indicado que la restauración supone un momento de “gozo y alegría”. Milián ha destacado el interés de Castejón del Puente por recuperar esta ermita dedicada a la Virgen de La Bella.

La construcción de La Bella se levanta sobre un antiguo castro romano, circunstancia que hace pensar a algunos investigadores que esta ermita podría haber sido antiguamente un templo romano dedicado a la diosa de la fertilidad. Posteriormente se levantó un templo románico con pinturas del siglo XII. En esa época, los templarios de Monzón también dejaron su huella en esta localidad. Ya en la época moderna a partir de 1.711 se decide construir en el entorno de la Bella el que será el primer seminario de Aragón donde se formaron decenas de sacerdotes a lo largo del siglo XVIII. Su construcción llevó a cabo el modificado del trazado románico de este templo, puesto que se incorporó un camerino por detrás del altar para besar a la Virgen. Además se construyeron dependencias para los seminaristas.

Comentarios