200 enfermeros analizarán en Huesca la atención de las heridas crónicas

La "I Jornada de casos clínicos en heridas crónicas" se celebra este jueves, 29 de marzo, en el Centro Cultural Matadero de Huesca. La jornada contará con la participación de algunos de los más destacados expertos de toda España en el diagnóstico y tratamiento de las heridas crónicas. Se trata de una patología muy frecuente en ancianos, pacientes encamados y dependientes, cuyo tratamiento es muy complejo y, de no ser prevenidas o curadas adecuadamente, pueden suponer importantes riesgos para el paciente.

Las heridas crónicas, que afectan a cerca de dos millones de personas en España, son aquellas lesiones en la piel que presentan una escasa o nula tendencia a la cicatrización espontánea debido a las circunstancias específicas del paciente, y que, de no prevenirse y tratarse correctamente, llevarán a un deterioro de la lesión y tendrán funestas complicaciones.

Así, por ejemplo, en las ulceras por presión (un tipo de herida crónica desgraciadamente altamente prevalente en el anciano), el agente etiológico que desencadena la herida es la presión prolongada en el tiempo sobre los tejidos que se apoyan en un plano duro (colchón, silla de ruedas, sillón…), que ocluye los capilares que irrigan la zona. Mientras esta presión no se alivie mediante una serie de medidas (cambios posturales, higiene…) y dispositivos (superficies especiales para el manejo de la presión, ácidos grasos hiperoxigenados…) la herida evolucionará negativamente. La correcta elección de la terapéutica local marcará también la evolución de las lesiones. La enfermera juega, en este caso en concreto, un papel fundamental tanto en la prevención como en el diagnóstico y tratamiento de estas lesiones.

A lo largo de esta jornada, enfermeros de toda España, fundamentalmente expertos en heridas crónicas y provenientes de diferentes disciplinas: atención primaria, geriatría y dermatología, debatirán y analizarán las últimas novedades farmacológicas y terapéuticas para la curación de heridas crónicas. Una patología cuyo tratamiento, en la mayoría de sus casos, incluye la prescripción de determinados apósitos y la administración de unos cuidados generales, efectuados íntegramente por los enfermeros. Tal y como señala Daniel Chaverri Fierro, enfermero especialista en heridas crónicas y responsable de la organización de la jornada, “en el caso de las heridas crónicas, y especialmente en algunas de ellas como las úlceras por presión, somos los enfermeros los que jugamos un papel principal participando en la valoración del paciente, en el diagnóstico, así como en el tratamiento de la misma. Tratamiento que incluye, el abordaje etiológico, la aplicación de una serie de cuidados generales y la elección y posterior aplicación de los apósitos más apropiados para cada fase de cicatrización de la herida y su situación.”

La jornada ha sido organizada por el Colegio de Enfermería de Huesca y contará con la participación de Máximo González Jurado presidente del Consejo General de Enfermería, máximo órgano de representación nacional de los 240.000 enfermeros que trabajan en España.

Comentarios