La Agencia Tributaria en Aragón incrementó un 92% las actuaciones de control en el sector inmobiliario

La Delegación Especial de Aragón de la Agencia Estatal de Administración Tributaria casi duplicó el control inmobiliario durante 2006. Una de las áreas de actuación prioritaria del Plan de Prevención del Fraude Fiscal, puesto en marcha en 2005, era el sector inmobiliario. En este marco, y referidas al sector inmobiliario, se realizaron 1.420 acutaciones de control homogéneas, un 92% más que en 2005. Las actuaciones nominales que les corresponden fueron 577, un 11% más que el año anterior.

Se realizaron inspecciones e investigaciones en profundidad a 237 contribuyentes (fundamentalmente sociedades), lo que supone un 124% más que en 2005. A estos contribuyentes se les ha reclamado una deuda tributaria de más de 16,7 millones de euros.

Por otra parte, el efecto inducido de una de las medidas preventivas relacionadas con el sector inmoviliario (incluir la referencia catrastal en la declaración del IRPF y declarar si la vivienda habitual era alquilada o en propiedad) ha permitido que, según datos provisionales, en estos dos años de aplicación, el número de declarantes de ingresos por alquiler aumente en casi 6.400, por lo que la cifra total de declarantes de rendimientos de capital inmobiliario llega a 64.034, un 11% más, y los ingresos declarados han crecido un 18% alcanzando casi los 400 millones de euros.

A lo largo de 2006, la Delegación Especial de Aragón de la Agencia Tributaria llevó a cabo 6.054 acutaciones homogéneas de control selectivo, que corresponden a 2.840 acutaciones nominales. Las actuaciones se contabilizan de forma nominal y de forma homogénea, para que las más complejas (atendiendo al grado de complejidad, cifra de negocios, años comprobados o alcance general de la actuación) ponderen más que las actuaciones sencillas; una actuación compleja sería, por ejemplo, la investigación de una trama, mientras que una actuación sencilla consiste en una petición de investigación.

Otra de las áreas prioritarias de actuación son las tramas de fraude en el IVA. En este ámbito, durante el año pasado se efectuaron 36.906 controles a nivel nacional sobre solicitudes de sociedades para inscribirse en el Registro de Operadores Intracomunitario (ROI), y se les denegó la inscripción a 5.107. Las tramas actúan fundamentalmente defraudando el IVA en operaciones intracomunitarias. Para poder realizar este tipo de operaciones es necesario estar dado de alta en el ROI, por lo que todos los controles que impidan la inscripción en este registro de sociedades, que pudieran participar en tramas, facilitará la prevención y reducción de este tipo de fraude fiscal.

En 2006, las actuaciones nominales, muchas de ellas preventivas, crecieron un 20%, y se situaron en 377. Por su parte, medidas en términos homogéneos fueron 537, un 11% menos que en 2005.

La Delegación Especial de Aragón de la Agencia Estatal de Administración Tributaria logró más de 126 millones de euros como efecto recaudatorio de sus actuaciones de control, un 1,3% más que en 2005. Este importe de efecto recaudatorio se refiere exclusivamente al impacto directo de las actuaciones de contrl (por ejemplo, los ingresos procedentes de las actas de inspección). Pero las actuaciones de control de la Agencia Tributaria también pueden provocar un efecto inducido que mejora el cumplimiento voluntario de los contribuyentes. Este efecto inducido se refleja en la recaudación tributaria. En 2006, la recaudación tributaria líquida total nacional alcanzó los 179.380 millones de ueros, un 11,6% más que en el año anterior, casi cuatro puntos por encima del crecimiento nominal del PIB (7,8%).

Comentarios