Los trabajadores de Lab Mobile en Huesca no cobran desde enero

Lab Mobile

En un comunicado, el colectivo de trabajadores de Lab Mobile, S.A., empresa dedicada a la reparación de telefonía móvil, y perteneciente al Grupo Meflur e Ibertel denuncian que llevan desde el día 1 de enero sin cobrar, achacando la situación a una mala gestión empresarial de los administradores solidarios de la empresa: Bernabé Noya y José Manuel Loredo.

Los trabajadores señalan que ellos han seguido desarrollando sus funciones diligentemente , a pesar de la falta de pago sus salarios. Asimismo, hacen constar que la empresa se ha visto progresivamente ralentizada hasta casi la paralización total, debido al impago de las facturas a transportistas, que lógicamente han dejado de cubrir el servicio. Los trabajadores al comprobar la falta de un compromiso de los administradores para reactivar la empresa y pagar los atrasos, se han visto obligados a recurrir a la justicia. El colectivo anuncia que debido a esta mala gestión la firma ubicada en el Parque Tecnológico Walqa va a tener que cerrar, por lo que solicitan la mediación de las instituciones públicas, hasta ahora alejadas de la problemática, para que se solucione adecuadamente su situación.

Lab Mobile, con diez trabajadores en la actualidad ,es la última pieza que está a punto de caer en el dominó que se ha convertido el Grupo Meflur, a raíz de la denuncia en el año 2005 de la Fiscalía de un presunto fraude fiscal en el IVA de sesenta millones de euros. Causa que se va a instruir en la Audiencia Nacional. Desde ese momento, la empresa más importante del Alto Aragón se ha visto abocada a su práctica desmantelación que comenzaba con el procedimiento concursal de Xtreme Tech y Corporación Meflur, que ha sido el detonante del resto de acciones, que han afectado a la empresa matriz y , fundamentalmente, a las empresas que están en el Parque Tecnológico Walqa. La primera en marchar fue Meflur Internacional que se trasladó a Bilbao a la sede de Ibertel, firma vasca que también tiene participación en Lab Mobile, a la par Meflur llegaba a un acuerdo con el Instituto Aragonés de Fomento para quitarse el edificio que tenía en el Parque Tecnológico que se lo quedaba el IAF. En enero, era Wonderlabs la firma , también, sita en Walqa que anunciaba el cese de su actividad. Entre medio Movilcarga era vendida y se trasladaba de Monzón a Madrid. Lab Mobile era una de las que se solicitaba una inyección económica de la Administración para su salvación.

El Grupo Meflur, prácticamente, en la actualidad a penas tiene movimiento ya que en marzo extinguió 31 trabajadores de Xtreme Tech y Corporación, quedando reducida su plantilla a pocos trabajadores.

Comentarios