El futuro de Mildred en el horizonte del próximo 10 de abril

Concentración Trabajadores

El próximo 10 de abril es la fecha que la dirección de la empresa ha trasladado a los sindicatos mayoritarios para anunciarles la posible compra-venta de la factoría. La venta de la empresa llevaría a una suspensión temporal de empleo para los trabajadores. Si no hay venta, llegará el cierre definitivo de Mildred, lo que supondría la extinción definitiva de los 398 puestos de trabajo. Según los sindicatos, hay dos empresas interesadas en la compra de la pastelera, una de capital nacional y otra extranjera. El próximo miércoles los trabajadores tienen previsto volver a manifestarse en defensa de sus empleos a las 10:30h en la plaza Navarra.

No obstante será el próximo martes 10 de abril, cuando se conozca la desición definitiva de la empresa y en base a ello los trabajadores serán los que tengan que decidir y consensuar un expediente colectivo. Por el momento lo que es seguro es que la plantilla ha cobrado la totalidad de la mensualidad del mes de marzo.

Hay dos posibilidades: la primera es la posible compra-venta de la factoría. Las claves de esta operación pasarían, según los sindicatos, por contar con mano de obra experimentada para iniciar la producción, por lo menos, con parte de los 398 puestos y tener al grupo Lidl para comercializar la bollería industrial. La empresa cuenta con 4 posibles compradores, en la actualidad dos son los están pujando fuerte. Una de las posibles empresas es extranjera y la otra nacional. Aún desconociendo los nombres de los posibles compradores, ha trascendido que una de ellas tendría capacidad de comercialización y distribución propia.

En lo que concierne a la situación de la plantilla, si se produce finalmente la compra de Mildred, serían los trabajadores los que mediante asamblea mayoritaria decidirían si apuestan por la suspensión temporal hasta que se reanude la actividad con la nueva empresa o si definitivamente rompen su relación laboral con Mildred.

En el supuesto caso de la suspensión temporal, no perderían efectos de antigüedad y la empresa al parecer se ha comprometido eso sí, "verbalmente", a completar la prestación que recibiran del desempleo.

Si por el contrario no se produce la venta de Mildred, todo apunta a que la factoría tendrá que cerrar y se perderá la totalidad de los 398 puestos de trabajo. Si eso se produce, se trabajaría en las indemnizaciones. Indemnizaciones que supondrían cobrar entre 20 y 45 días por año en el mejor de los casos.

Comentarios