Cartas al Director: “improcedente la demanda de CAZSA contra Ecologistas en Acción en el Bajo Cinca"

Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción estima inaceptables las pretensiones de CAZSA en el acto de conciliación que tuvo lugar el pasado día 20 marzo en los juzgados de Fraga. La citada empresa, contra la cual se instruye un proceso judicial, por un presunto vertido de materia orgánica al río Cinca en Zaidín, presentó el pasado mes de enero una demanda contra Saturnino Barbé, representante de Ecologistas en Acción en el Bajo Cinca, por supuestas injurias y calumnias hacia la empresa.

Entre otras cosas la empresa achaca a Saturnino Barbé, que fue el primero en denunciar a la empresa en nombre de Ecologistas en Acción durante el pasado mes de julio, el haber imputado a CAZSA hechos delictivos "a sabiendas de su falsedad o, en su caso, con temerario desprecio hacia la verdad", según palabras de la empresa, empresa que incluso llega a imputar al representante ecologista el haber manifestado públicamente que la empresa había vertido más de 400 toneladas de materia orgánica sabiendo, según

escribe la empresa, "que tal vertido no ha existido nunca".

Ante esta demanda Ecologistas en Acción manifiesta lo siguiente:

1..Que la asociación ha cumplido honestamente con su desagradable, y a menudo desagradecida labor, de denuncia pública de presuntos hechos delictivos que afectan al medio ambiente y, por tanto, también a la salud pública, como creemos que fue este el caso.

2.Que las asociaciones ecologistas tienen que suplir, con demasiada frecuencia, la falta de eficacia de una administración pública que, a pesar de tener grandes medios económicos y humanos, se ve incapaz, como todo indica que ha pasado con este vertido, de prevenir estos incidentes, a pesar de sus muchas inspecciones, o de actuar con diligencia para aminorar los daños que se producen, tal como se vio en la tardanza habida para limpiar la zona afectada.

3..Que considera evidente que en la denuncia pública de los hechos relacionados con el vertido se ha actuado con fundamento y que de no ser así no se hubieran efectuado las diligencias judiciales o administrativas que se llevaron a cabo.

4.. Que considera escandaloso el hecho de que CAZSA demande al representante ecologista por afirmaciones, que siempre se han manifestado como presuntas, que venían previamente en los titulares de importantes periódicos de Aragón. Por ello estima que es muy significativo que la empresa demande al representante ecologista y no demande a los periódicos que antes, y de modo muy notable, han manifestado lo que se imputa al

ecologistas

5.. Que Ecologistas en Acción considera muy preocupante y triste el cada vez mayor acoso que sufren los activistas ecologistas cuando se enfrentan a poderosas empresas e importantes intereses económicos. Muestra de ello son los 58 casos de acoso a ecologistas que, del año 2000 al 2006, han sido documentados por la asociación en un estudio que probablemente no recoge todos los casos habidos realmente en España. Muchos de estos casos de acoso tienen forma de demandas judiciales temerarias, demandas a cuyos promotores, dado su gran poder económico, no les preocupa perder o pagar las costas judiciales, y que solo persiguen el atemorizar a los activistas

ecologistas o, simplemente, el vengarse de ellos cuando contrarían sus intereses.

Por todo lo dicho Ecologistas en Acción manifiesta su apoyo a su portavoz

en el Bajo Cinca y reitera su compromiso de denuncia pública de todo aquello

que atente a la salud del medio ambiente y manifiesta que va a poner toda su voluntad para que las personas o empresas que cometan delitos ecológicos paguen las consecuencias en conformidad a lo que dispongan las normas legales.

Comentarios