El Pomar, revelación de la Regional Preferente, camino de la 3ª División

Los números que presenta el Pomar a tan solo seis jornadas de dar por finalizada la competición en la Primera Regional Preferente hacen que sea posible soñar con un ascenso “histórico” a Tercera División. De hecho, si la Liga finalizara a día de hoy, el Pomar sería, junto el Fraga, uno de los equipos que ascendería de categoría.

En las últimas nueve jornadas, el Pomar, ha sumado veintisiete puntos de los veintisiete posibles, es decir, los de Igor Labayen llevan nueve partidos sin conocer la derrota, ni tan siquiera el empate. Unos resultados que han hecho, que en nueve semanas, el Pomar haya pasado de ocupar la décima posición a colocarse en puestos de ascenso, en segundo lugar con 50 puntos tras el Fraga que es el líder en el Grupo 2 de la Primera Regional Preferente.

Sobre esta “impresionante” trayectoria del Pomar, su técnico Igor Labayen señala que, “estamos en racha, vamos a disfrutar el momento y a seguir trabajando para sacar algo positivo de los partidos que restan”

Esta serie de buenos resultados que ha encadenado el Pomar no tiene nada que ver con aquel equipo que, tras las vacaciones de Navidad, sumó cuatro derrotas consecutivas y que poco podía hacer pensar que se enderezara el rumbo como se hizo. Según Labayen el “parón” les hizo perder el ritmo de competición y la agresividad defensiva que, desde el 4 de Febrero ante el Belver, se volvieron a recuperar.

Tanto en los momentos de crisis como en los más favorables , entrenador y jugadores, se han mantenido fieles a un estilo de juego que pasa por trabajar duro en los entrenamientos, algo que finalmente, “ha dado sus frutos”.

El primer objetivo del Pomar que era la permanencia en la categoría ya se ha conseguido y la siguiente meta pasa por sumar los tres puntos ante el Fuentes (próximo rival) porque, según Labayen, en este momento, lo mejor es olvidar lo que podría suponer el ascenso a Tercera del Pomar “para no perjudicar la labor y el trabajo del día a día”.

Tanto técnico como jugadores “cogen” las vacaciones dejando al equipo en una posición privilegiada que esperan mantener con el regreso de la competición dentro de quince días.

Comentarios