Pesimismo en la nueva concentración de los trabajadores de Mildred

Concentración Trabajadores

Un centenar de trabajadores de Mildred se han vuelto a concentrar este miércoles en la Plaza de Navarra para pedir una solución a la situación de la factoría. La plantilla de la firma pastelera está cada vez más nerviosa y pesimista, a la espera de la confirmación de que algún grupo empresarial compre Mildred. La respuesta podría llegar el próximo martes, el 10 de abril.

El tiempo, las fechas festivas en las que estamos y el desánimo han influido en el escaso seguimiento de esta nueva concentración. Lo cierto es que los trabajadores empiezan a desesperarse y quieren que de una vez por todas se de una respuesta a una situación dicen "insostenible y llena de incertidumbre".

La dirección de Mildred ha convocado a los sindicatos mayoritarios a una reunión el martes, a las 18.00 horas, para anunciar la posible compra-venta de la factoría.

No obstante desde UGT se muestran pesimistas ante una situación que cada día que pasa corre en contra de los trabajadores

Por su parte CC.OO afirma que la situación cada día es más complicada, pero que no hay que perder la esperanza de que la clave de la solución pase por la cita del 10 de abril.

No hay que olvidar que dos, son las empresas especialmente interesadas en la compra de la pastelera, una de capital nacional y otra extranjera. Aún desconociendo los nombres de los posibles compradores, ha trascendido que una de ellas tendría capacidad de comercialización y distribución propia.

La venta de la empresa llevaría a una suspensión temporal de empleo para los trabajadores. Entonces, los empleados, mediante asamblea mayoritaria, decidirían si apuestan por la suspensión temporal hasta que se reanude la actividad con la nueva empresa o si definitivamente rompen su relación laboral con Mildred. Los trabajadores no perderían su antigüedad y la empresa, al parecer, se ha comprometido "verbalmente" a completar la prestación que recibirán del desempleo.

Si por el contrario no se produce la venta de Mildred, todo apunta a que la factoría tendrá que cerrar y se perderá la totalidad de los 398 puestos de trabajo. Las indemnizaciones serían de entre 20 y 45 días por año en el mejor de los casos.

Comentarios