20.000 personas han participado en la campaña ambiental “Ríos limpios, Aragón vivo"

río Cinca

Casi 20.000 personas han podido conocer desde el pasado mes de septiembre buenos hábitos y prácticas sostenibles de gestión del agua, gracias a la campaña de educación ambiental “Ríos limpios, Aragón vivo”, del Instituto Aragonés del Agua. Este programa de sensibilización, realizado en colaboración con la Asociación Sargantana, terminó la pasada semana en Huesca su recorrido y por ella pasaron 4.850 personas. El objetivo de la campaña ha sido sensibilizar sobre la importancia de adoptar hábitos sostenibles en la utilización del agua y dar a conocer el Plan Especial de Depuración, financiado por todos los aragoneses a través del canon de saneamiento, y que conseguirá depurar el 90 por ciento de las aguas residuales de Aragón.

 

 Desde enero, el programa educativo ha incluido la exposición “Agua para Vivir”, que ha recorrido 18 comarcas aragonesas. En ellas, la muestra ha sido visitada por 8.200 personas, más de la mitad incluidas en alguna de las visitas guiadas de grupos. La muestra Agua para vivir se centra en el ahorro y uso racional del agua, así como en la importancia ambiental de la depuración de las aguas, que repercute en beneficio de los ríos y de todo el territorio. La exposición también informa sobre las 171 obras del Plan Especial de Depuración y sobre el Canon de Saneamiento, un impuesto ecológico y solidario íntegramente destinado a la mejora ambiental de los ríos.

 

UN PROGRAMA PARA TODOS

 

La campaña “Ríos Limpios, Aragón Vivo” pretende mostrar la importancia del agua como recurso limitado, el uso responsable y la depuración como proceso fundamental para devolver las aguas usadas al río en las mejores condiciones. La campaña se ha desarrollado en todas las comarcas de Aragón, y ha incluido charlas informativas, espectáculo musical, talleres y actividades didácticas, senderos interpretativos por los ríos de cada comarca y visitas a las estaciones depuradoras.

 

Para ello, el programa de actividad se ha repetido en todas las comarcas aragonesas para poder acercar a toda la población la realidad del agua en Aragón. Los actos incluían una charla informativa: “Ríos limpios, Aragón vivo” a cargo del Instituto Aragonés del Agua, así como la presentación del Programa a cargo de Sargantana y la proyección del DVD “Aragón, ríos de Arte” con música en directo.

 

Además, se han desarrollado actividades de sensibilización ambiental para colectivos y centros educativos interesados. Así, han tenido lugar talleres y juegos en torno al agua con los que se descubrirán los secretos del agua. Ha habido gymkhanas del agua, un taller para adultos sobre la importancia de las aguas subterráneas, un taller infantil sobre el increíble viaje de la trucha Milucha y juegos de relevos para todos.

 

También se han realizado visitas a estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de cada comarca. Con esta visita se ha mostrado dónde va el agua residual de los hogares, dando la oportunidad de conocer el interior de una depuradora y seguir de cerca todos los procesos por los que pasa el agua antes de regresar al río en las mejores condiciones. También se han visitado puntos de interés fluvial de la comarca visitada como el nacimiento de un río o un pantano, donde se llevan a cabo el sendero interpretativo “Caminos de Agua”. Con este paseo se ha comprobado la importancia del agua para todos los seres vivos, acercándolo a los ecosistemas del río y descubriendo las sensaciones que despiertan en los visitantes.

 

PLAN ESPECIAL DE DEPURACIÓN

 

El Plan Especial de Depuración que se ha dado a conocer con esta campaña acometerá 171 actuaciones, con un presupuesto que rondará los 1.060 millones de euros, (incluida la construcción y la explotación durante 20 años), con lo que se convierte en el mayor proyecto ambiental realizado jamás en Aragón y uno de los más ambiciosos de toda Europa. Con este Plan se conseguirá pasar de depurar el 60 por ciento al 90 por ciento de las aguas residuales de Aragón. Además, este Plan situará a Aragón a la vanguardia del cumplimiento de las Directivas europeas, que fijan para el año 2015 la obligación de sanear todas las aguas residuales de la Unión Europea. Esta inversión redundará en una mejora sin precedentes en la calidad de los ríos y, con ello, en la calidad de vida y vertebración del territorio aragonés.

Comentarios