El programa Allacá recibe de nuevo el apoyo del Ayuntamiento de Monzón

El alcalde de Monzón, Fernando Heras, y el director de Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón, Valentín Ledesma, renovaban el convenio de colaboración de la corporación con el programa “ Allacá”, consistente en impartir clases de castellano a niños inmigrantes en horario extraescolar. En la actualidad son 85 jóvenes y 25 voluntarios los que participan en el mismo, unos recibiendo las clases y otros impartiéndolas. El alcalde destacaba la importancia de este programa que nacía en Cáritas y que era apoyado desde el Centro de Profesores y Recursos y Comarca del Cinca Medio, ya que permite dar un servicio que si lo hiciera la administración directamente tendría un coste mayor.

El programa cuenta con una aportación económica de siete mil euros municipal y surge según el responsable de Cáritas para ayudar en la integración a los niños inmigrantes y tras comprobar como las dificultades con el idioma castellano hacía que se perdieran cursos. Una de las cosas que más ha llamado la atención a Valentín Ledesma es que los voluntarios no sean docentes, son titulados, pero no profesores.

Cada dos meses se realiza una evaluación de cómo van las clases. Estas se dan los jueves y los viernes, el primer día en los locales de Cáritas y el segundo en un aula cedida por el Centro de Profesores y Recursos, entidad que colabora asesorando a los voluntarios. A los alumnos sólo se les pide puntualidad y constancia. Una profesora contratada por Cáritas ejerce de coordinadora con los colegios. Los responsables de los centros escolares anotan en unas fichas las carencias de los alumnos que necesitan refuerzo, y el equipo de Cáritas se guía por estas indicaciones.

Comentarios