El proyecto Lastanosa restaura un retrato pintado por el oscense Luis Muñoz en el siglo XVIII

El Instituto de Estudios Altoaragoneses, dentro del Proyecto Lastanosa, ha restaurado un óleo del año 1788 que muestra el retrato de Bartolomé Leonardo de Argensola; un ilustre escritor y poeta barbastrense perteneciente a la generación de Góngora y Lope de Vega.

Según explicaba Ana Belén Serrano, una de las encargadas de la restauración, el lienzo del cuadro había salido muy perjudicado por el paso del tiempo, porque estaba formado por tres telas superpuestas en diferentes direcciones, y esto había ocasionado deformaciones en la parte superior y en las esquinas.

La obra, que se conserva en el Museo de Huesca, fue un encargo que hizo la Universidad de Huesca al pintor oscense Luis Muñoz para decorar el paraninfo universitario, que hoy es el Salón del Trono del Museo. La recuperación de esta obra -que ha costado 10.097 euros-, forma parte de un programa más amplio que el IEA pretende desarrollar en torno a las pinturas de la antigua Universidad oscense, que suman más de 20.

Entre los cuadros que fueron encargados para la decoración del Paraninfo universitario destacan dos obras de Goya que retratan al magistrado oscense José Cistué y a Antonio Veyán, otro retrato del Conde de Aranda y una representación de Quinto Sertorio como fundador mítico de la Universidad de Huesca.

Luis Muñoz, autor del retrato, se graduó de bachiller en Zaragoza y estudió Derecho Canónico en Salamanca, donde pudo conocer a Fray Luis de León. A la muerte de su hermano Lupercio ocupó el cargo de cronista del Reino de Aragón. Autor de 197 poemas, tres diálogos satíricos y varias obras de carácter histórico, entre las que destaca su primera parte de los Anales de Aragón (1630), que continúan los de Zurita.

Comentarios