Las lluvias comienzan a llenar Montearagón

Montearagón ya comienza a presentar un aspecto de embalse, pese a que el plan de llenado y por tanto las compuertas no han sido cerradas todavía, la lámina de agua del pantano ya apunta buenas perspectivas. Estamos ante lo que será el segundo abastecimiento de agua de la ciudad, que ya empieza a parecer un verdadero pantano.

El pantano comenzaba a ser construido en 1995, aunque sigue en periodo de pruebas. Por tanto, tardará casi 15 años en entrar en funcionamiento y supondrá la inversión de 45 millones de euros.

Es esta una obra hidrográfica de vital importancia para la Hoya de Huesca en la que no se ha comenzado la fase de llenado ya que todavía se está pendiente de implantar el plan de emergencia. Una vez que esté en marcha el plan de emergencia se comenzará con la puesta en carga. Ese proceso durará entre dos y tres años. Aun así, Montearagóm no podría llenarse en condiciones normales en un solo año ya que la capacidad del vaso de la presa es mayor que la aportación del río Flumen. Las fluctuaciones hídricas de este río son enormes, ya que se puede pasar de 5 hectómetros cúbicos anuales (en un periodo de extrema sequía) a 100 hectómetros cúbicos (en años lluviosos). En este mes de abril, se ha registrado una media en el río de 11,70 litros por segundo.

Es este un embalse fundamental para las necesidades de agua de la ciudad de Huesca y su entorno ya que permitirá abastecer de agua a la Huesca, constituyendo el segundo abastecimiento de la capital.

Para el abastecimiento de la ciudad de Huesca se han asignado 5 Hm3 del pantano de Montearagón (158,55 litros/segundo), lo que significa que se le fija un carácter complementario al abastecimiento principal, que continúa siendo Vadiello del que la Ciudad tiene asignados 7,88 Hm3 (250 litros/segundo).

Esto significa que en el futuro la ciudad tendrá un caudal total para abastecimiento de agua de 408,55 litros/segundo (lo que supone cubrir las necesidades de 100.000 habitantes con dotación de 350 litros/habitante/día) además de las aportaciones del Canal del Cinca, con mayor coste por el necesario bombeo.

Comentarios