Patinazo del Peñas Cai Huesca en su pista ante el Plasencia (64-66)

Inexplicablemente los peñistas dejaron escapar un triunfo que tenían en el bolsillo cuando al final del tercer cuarto el resultado señalaba un claro 50-34 para los locales. Derrota que duele y que deja al Peñas Cai Huesca en una situación muy comprometida de nuevo para evitar tener que jugar la promoción. Al final la afición mostró su preocupación con una pitada de las que no se recordaban en el Palacio de los Deportes hace mucho tiempo.

El tropiezo de los oscenses y las victorias de Cornellá, El Prat y Vigo en Sabadell, dejan la clasificación en un pañuelo y los de Toñín Ara con la difícil papeleta de tener que ir a ganar el viernes que viene en Canarias al líder que no ha cedido ningún partido en su pista en un año.

La verdad es que es complicado explicar la derrota puesto que el partido estuvo controlado desde el inicio por los verdiblancos que apoyados por su afición tuvieron una gran salida con un parcial de 20-10 en el primer cuarto y de 36-20 al descanso.

Todo parecía encarrilado, más cuando en el tercer cuarto la situación siguió igual, aunque ya se notaba que los extremeños empezaban a estar más entonados y que el Peñas acusaba el esfuerzo. Con el 50-34 se llegaba al último cuarto y fue aquí donde la debacle del Peñas fue total con un desastre en defensa y con la mano encogida en ataque sin que nadie asumiera la responsabilidad. Plasencia fue remontando hasta que llegó al final con la opción de empate a 64 y con balón tras la perdida de Castelló que dejó a los oscenses contra las cuerdas. Lo aprovecharon los visitantes para anotar a falta de siete décimas una canasta y llevarse el partido.

Decepción y preocupación puesto que después de haber ganado en Calpe se sabía que este encuentro era vital. Se ha fallado y ahora hay que intentar enmendar en la pista de La Laguna de Canarias este falló y lo que parece seguro que el último encuentro en el Palacio de los Deportes con El Prat será más que una final.

Comentarios