Éxito del Festival Taurino con siete orejas para los toreros

Se cumplió el objetivo con una tarde donde el público acudió llenando más de media plaza y los toreros se emplearon con ganas y consiguieron hacer disfrutar a los aficionados en una jornada taurina donde los matadores cortaron siete orejas. Todos fueron los triunfadores, pero destacaron Jesús Millán y Salvador Vega que se llevaron dos trofeos, cada uno, mientras que cortaron una oreja Jesulín de Ubrique y Tomás y Diego Luna. Se quedaron sin trofeo Espartaco y Miguel Abellán, que recibieron también el cariño del público.

Audio sin título

Destacar el esfuerzo realizado por la organización de la Peña la Parrilla para poder sacar adelante este evento incluido en los actos del 50 Aniversario de la Peña y es que las condiciones meteorológicas habían dejado el albero en un mal estado horas antes y hubo que trabajar a destajo por parte de las brigadas municipales para dejar la plaza en el mejor estado posible.

Se lidiaron siete novillos-toros de la ganadería de Manuel Ángel Millares de desigual presentación y justos de fuerza, pero que cumplieron con su cometido en este festival. Destacaron el cuarto y sexto, mientras que los tres primeros fueron los más flojos.

Abrió plaza el maestro Juan Antonio Ruiz “Espartaco” que se llevó en suerte el peor novillo de la tarde al que poco o nada le pudo hacer. Puso máximo empeño, como siempre, y al final recibió la ovación del público. Espartaco le brindó la faena a Jesulín de Ubrique que salió al ruedo junto con su apoderado Pepe Luis Segura. Precisamente Jesulín toreó en segundo lugar, con brindis a Justo Ojeda, y con una faena con mucho temple y posiblemente se vio al mejor Jesulín que se ha visto en Huesca. Al final se llevó una oreja tras matar de un bajonazo.

Miguel Abellán no tuvo suerte tampoco con su novillo y aunque se empleó a fondo y se metió en los pitones animando al público no pudo destacar con la muleta y además falló con la espada. Mató de un descabello, eso sí, perfecto. Le siguió Jesús Millán al que le correspondió uno de los mejores toros de la tarde. Una faena de menos a más le permitió ganarse a los aficionados y mató de buena estocada que le valió las dos orejas.

En quinto lugar actuó Tomás Luna al que se le vio muy metido en faena. Tuvo el detalle de brindar su actuación a los demás matadores a los que agradeció su presencia en Huesca en este festival. No era fácil su enemigo que con continuos derrotes impedía ligar una buena tanda de pases. Mató de buena estocada y el público le premió con una oreja.

Lo mejor de la tarde lo puso Salvador Vega. El triunfador de la pasada feria taurina de San Lorenzo demostró encontrarse muy a gusto en Huesca y con un enemigo con más fuerza que el resto hizo una faena donde desplegó una buena variedad de pases y aunque el animal se quedaba con media embestida supo sacar petróleo y llevarse las dos orejas tras una estocada entera, pero tendida.

Cerró el festival Diego Luna que tuvo una brillante actuación. Brindó a los Hermanos de la Cruz Blanca y apretó los dientes durante toda su faena para demostrar su valía. Los aficionados se lo reconocieron con aplausos y se le vio muy centrado y metido en su labor e incluso animó al respetable con desplantes. Una media estocada delantera fue suficiente para llevarse una oreja.

En definitiva que fue una bonita tarde todos en Huesca en el mes de abril, aunque con un sabor al mes de agosto y a San Lorenzo. La Peña La Parrilla animó los tendidos y lástima de la lluvia y la inestabilidad del tiempo que tal vez restó la presencia de más aficionados en las gradas. La experiencia fue buena y han quedado ganas de repetir.

Comentarios