Pilar Torres y Raquel Alejandre consiguieron el objetivo en los Alpes

La semana del 8 al 14 de abril, seis discapacitados visuales de diferentes comunidades autónomas, han ascendido al Gran Paradiso (4.061m) y Punta Gnifetti (4.559m ) (Monte Rosa), en los Alpes Italianos. En esta expedición participaron las altoaragonesas Raquel Alejandre y Pilar Torres. La ascensión de estas dos cumbres se ha realizado por terreno glaciar, en el que el itinerario discurre por fuertes pendientes de nieve en el que la presencia de grietas y estado de la nieve supuso largas jornadas de actividad de hasta 15 horas. Se tuvieron que asumir las bajas temperaturas (-15º) y condiciones climatologías cambiantes propias de las zonas de mas de cuatro mil metros. Estas ascensiones han sido posible gracias al apoyo de ONCE Aragón y del Grupo Militar de Alta Montaña (GMAM) con sede en la EMMOE de Jaca.

Para que estas expediciones se realicen minimizando riesgos, es imprescindible una perfecta coordinación entre los guías del GMAM y los discapacitados visuales. Las limitaciones visuales de los montañeros discapacitados hacen necesaria en todo momento la presencia de una persona cualificada técnicamente que les indique la ruta a seguir. Se han utilizado varios métodos para la guía, dependiendo de si la ceguera es total o parcial y de las dificultades del terreno: barra direccional, voz, bastones y cuerdas.

Esta expedición estaba formada por Oscar Domínguez de Madrid, Mª Ángeles Molina de Murcia, Federico Giner de Valencia, Ricardo García de Burgos y las altoaragonesas Pilar Torres y Raquel Alejandre. Los dos primeros han subido con raquetas y el resto con esquís, exceptuando en los momentos de mayor desnivel y dependiendo de la calidad de la nieve que han utilizado crampones y piolet para progresar encordados a sus guías.

La organización del viaje la ha llevado a cabo “Aragón Aventura”, empresa especializada en expediciones de alta montaña con sede en Jaca y que ya tiene una dilatada experiencia en la preparación de salidas con personas discapacitadas. Los obstáculos se han ido superando gracias al esfuerzo y tenacidad de los montañeros discapacitados, junto al excelente trabajo de los guías del Grupo Militar y Voluntarios. Esta expedición es el comienzo de una “Trilogía Alpina” que continuara en verano intentando ascender a las cumbres más altas de los Alpes: Mont Blanc y Punta Duffour (Monte Rosa).

Comentarios