El volumen de actividad de Ibercaja creció por encima del 21% en el primer trimestre

Asamblea Ibercaja 2007

Ibercaja ha continuado en el primer trimestre de 2007 superando los objetivos de crecimiento rentable que se establecían en el Plan Estratégico. Un incremento del volumen de actividad del 21,37%, resultado de unos aumentos del 21,56% del crédito, del 21,24% de los recursos de clientes, y un crecimiento de los resultados antes de impuestos del 11,60% son algunas de las cifras más relevantes del arranque del ejercicio.

Así lo han expuesto el presidente y el director general de Ibercaja, Amado Franco y José Luis Aguirre en la Asamblea General Ordinaria celebrada en la sede central de Ibercaja en Zaragoza, una sesión que tenía como punto central la aprobación de los resultados de 2006.

En su exposición a la Asamblea, el presidente se ha congratulado del ritmo del crecimiento que lleva la Caja y de cómo las previsiones han sido superadas, en un ejercicio en el que Ibercaja cumplió su objetivo de estar en todas las provincias españolas. A su vez, el director general ha incidido en que los ritmos del Plan Estratégico siguen por encima de lo presupuestado y ha avanzado que la actividad del primer trimestre del 2007 también está por encima del 20%.

Amado Franco Lahoz: “Solvencia y calidad en los activos”

En su discurso a la Asamblea, el presidente ha dicho que, en 2006, se alcanzaron los 69.613 millones de euros en volumen de actividad, entre recursos de clientes e inversiones crediticias, con un crecimiento del 26% y unos resultados después de impuestos, de la matriz, de 195 millones de euros. De ellos, la Asamblea ha acordado destinar 56,7 millones de euros para la actividad en 2007 de la Obra Social y Cultural, un 10% más que en 2006, y el resto, a reservas. En su intervención, Amado Franco Lahoz ha señalado que la Caja puede sentirse orgullosa de cómo concluyó el ejercicio pasado y de cómo ha arrancado el presente, un trabajo que dará paso a finales de año a un nuevo Plan Estratégico 2008-2010.

“Podemos estar satisfechos de nuestros crecimientos y más aún de la forma de conseguirlos: con solvencia y calidad en los activos. Con estos avales, debemos afrontar el presente inmediato, un presente caracterizado por los síntomas de cambio de ciclo y desaceleración económica. Es un hecho que el aumento de los tipos de interés está frenando la demanda inmobiliaria y provocando alargamientos en el plazo de los préstamos. En consecuencia, se prevé que la construcción baje sus volúmenes de actividad y la vivienda protegida experimente un nuevo tirón. En ese terreno, Ibercaja siempre ha estado presente –el año pasado financió 2.550 viviendas de VPO en toda España- y lo va a seguir estando”. El presidente también se refirió a que la productividad en España sigue siendo baja, por lo que el país debe hacer un esfuerzo, y que es importante “recuperar el ahorro de las familias y tener prudencia en la asunción de riesgos”.

“Ibercaja –ha continuado- tiene ante sí el resto de cosechar los frutos y poner en rentabilidad las nuevas oficinas. En los dos últimos años, en España se han abierto 2.600 oficinas bancarias; pese a tan intensa competencia, nuestra entidad figura entre las que antes consigue entrar en rentabilidad. Algo tendrá que ver en ello la calidad del servicio que ofrecemos. Acabamos de ser segundos en el ránking de calidad que elabora la consultora independiente STIGA, tras evaluar 103 cajas de ahorro y cooperativas de crédito. También muy recientemente, el Global Reporting Iniciative (GRI) nos ha concedido la calificación A + a la memoria de Responsabilidad Social Corporativa, la máxima cualificación que, cuando se nos comunicó, sólo poseían seis empresas en el mundo”.

También se refirió el presidente a otras distinciones como las conseguidas por los productos financieros de Ibercaja. Standard & Poor’s y Expansión otorgaron el máximo galardón en sus respectivas categorías a dos fondos de inversión y un plan de pensiones y Lipper y Cinco Días han hecho lo propio con otro de los fondos de inversión. Hay que recordar que en España se comercializan 6.000 fondos.

Aguirre Loaso: “Buen ritmo en 2007 y ganando en diversificación”

El director general, por su parte, ha explicado que se están cumpliendo las previsiones de crecimiento y, además, ganando en diversificación, tanto en empresas como en comercios y consumo. “Es un cambio de mentalidad que lleva su tiempo, pero vamos en buena dirección. Se apreciaba en los resultados de 2006 y ya lo denotan los del primer trimestre de 2007”.

Respecto a los resultados de este primer trimestre, José Luis Aguirre ha indicado que el volumen de actividad ha superado a fin de marzo los 71.400 millones de euros, entre recursos de clientes y crédito a clientes, una cifra que ya roza los 72.000 previstos para todo el Plan, nueve meses antes de su conclusión. Hasta este trimestre, a su vez, se han abierto 118 nuevas oficinas, de manera que son ya 1.043 las oficinas a través de las que la Entidad está presente en 50 provincias españolas, de 17 comunidades autónomas. Durante 2007 se abrirá un total de 36 oficinas, de las que 4 ya están en marcha, alcanzándose las 150, el 100% de las previstas en el Plan.

“Estamos ya en el último año del Plan Estratégico, con un horizonte de objetivos superados con creces. Queríamos diversificar geográficamente y por fuentes de negocio y lo estamos consiguiendo. Más de la mitad del nuevo negocio se genera fuera de nuestra zona tradicional y la financiación al consumo, por ejemplo, crece a ritmos superiores que el conjunto de las inversiones. De hecho, la estructura de las nuevas operaciones del año refleja la diversificación que proponía el Plan estratégico, con unos elevados crecimientos de los préstamos destinados a actividades productivas, que han crecido un 30%, y consumo, que lo ha hecho en un 25%. También son positivos los resultados fuera de balance: nuestra gestora de fondos ha crecido en estos tres meses por encima de la media del sector”.

“Ahora -ha dicho Aguirre-, somos más grandes y tenemos el reto de ser cada día mejores. Los clientes cada vez son más exigentes y debemos estar a la altura de sus expectativas. Afortunadamente, nuestra plantilla está preparada para ese entorno futuro, como lo evidencia que ya contamos con 104 titulados en Asesoramiento Financiero Europeo y 153 diplomados”.

Respecto a los resultados trimestrales, Aguirre explicó que los recursos de clientes han ascendido a 43.049 millones de euros -con un TAM del 21,24%-, 589 millones desde diciembre en términos absolutos. “Es un hecho que están creciendo lo depósitos: los nuevos tipos de interés han vuelto a hacer atractivo el ahorro”, ha dicho. De los recursos de clientes, 30.670 millones corresponden al conjunto de los depósitos y otros productos de ahorro, así como a las emisiones para inversiones institucionales, donde la tasa de crecimiento interanual ha sido del 24,68%. El resto, 12.379 millones, procede de productos financieros como fondos de inversión, planes de ahorro y pensiones, etc., en los que el saldo gestionado ha aumentado el 13,48%.

Los fondos de inversión alcanzan en Ibercaja 6.257 millones de euros, lo que sitúa a la Entidad en la décima posición entre las gestoras de fondos de nuestro sistema, con un crecimiento desde diciembre más elevado que el del conjunto de entidades, lo que ha supuesto una mejora de cuota. En planes de pensiones individuales y de empleo, Ibercaja ocupa el sexto lugar; en concreto, en planes de empleo, el cuarto.

El crédito a clientes ha experimentado también una importante expansión, que se cifra en un aumento de 1.328 millones de euros, el 21,56%, de forma que la cartera asciende a marzo a 28.408 millones. “Esta respuesta a la demanda de crédito y a las necesidades financieras de los ahorradores va a suponer sin duda para Ibercaja un aumento de cuota en los mercados nacionales de crédito y recursos”, ha señalado Aguirre.

En el primer trimestre de 2007 se han formalizado 42.302 operaciones de préstamo y crédito por un importe de 3.178 millones de euros. Una parte significativa de la nueva financiación, 1.321 millones de euros y 11.635 operaciones, se ha destinado a particulares para la compra de vivienda.

Por otro lado, fruto de la constante revisión de los sistemas de concesión, seguimiento y recuperación de las operaciones de crédito, el índice de morosidad se ha mantenido en el 0,52%, cifra significativamente inferior a la que corresponde al sector.

La expansión del volumen de negocio, tanto en la red de oficinas como en otras actividades de diversificación del balance, ha hecho posible un crecimiento del margen básico del Grupo del 14,36%, a pesar del constante estrechamiento de los márgenes de los productos financieros, del crédito y de los servicios que se produce en un mercado tan competido como el financiero.

La positiva aportación de los resultados de operaciones financieras en este año y el crecimiento de los gastos de explotación en una proporción inferior a la de los ingresos, absorbiendo los costes iniciales del importante proyecto de expansión de la red, han propiciado un crecimiento del margen de explotación del 15,57% y una mejora en los índices de eficiencia; el citado margen ha ascendido a 153,7 millones de euros durante el ejercicio. Los beneficios antes de impuestos, de 106,7 millones de euros, se han incrementado un 11,60% respecto a los generados en el año 2006.

Comentarios