Según el presidente de Ercros en estos momentos la fabricación de PVC en Monzón no es viable

Antoni Zabalza en declaraciones a esta redacción ha confirmado los extremos del plan de eficiencia de Ercros, que supondrá el cierre de su fábrica en Monzón en el horizonte de 2009 –2010. Este jueves, se ha producido en el Ayuntamiento de Monzón una reunión convocada por el concejal de desarrollo, Juan Antonio Blasco y el alcalde de Monzón, Fernando Heras, convocando a los representantes de los partidos políticos. Al encuentro han asistido Juan Antonio Blasco de CHA y José Luis Escutia, del Partido Popular, a quienes el alcalde ha dado a conocer la información de la que dispone. El PP había criticado antes al Ayuntamiento por no haber convocado Junta de Portavoces, mientras, el representante de IU, Miguel Aso, ha excusado su presencia por considerar que debe convocarse el Consejo Económico y Social para abordar la cuestión, que ha quedado convocado de forma extraordinaria y urgente para el este viernes. Este viernes está prevista una doble la Asamblea de trabajadores de Ercros Monzón en UGT.

El presidente de ERCROS, Antoni Zabalza, ha señalado que el cierre de la planta en Monzón se debe a cuestiones estrictamente económicas, ya que los números dicen que no es viable la producción de PVC en la planta montisonense.

El plan de eficiencia establece dos fases de aplicación: una primera que afectará a unos pocos trabajadores dentro de las prejubilaciones, que se venían negociando desde hace meses y una segunda en la última parte del plan consistente en el cierre.

El presidente de Ercros insiste en que es una cuestión de números, ya que el etanol básico para el PVC cuesta mucho su transporte lo que le resta rentabilidad en Monzón, por lo que afirma que la ciudad no es apta para este producto , pero si para otro tipo de productos.

Antoni Zabalza reconoce que a partir de ahora se abre un largo proceso negociador en el que espera llegar al consenso con los implicados y la administración, apelando a su experiencia en este tipo de situaciones.

El presidente de Ercros recibirá en breve al alcalde de Monzón, Fernando Heras, quien volverá a incidir en la rentabilidad de la planta de Ercros, basándose en los datos que maneja el comité de empresa, esperando encontrar la rendija por la que evitar está situación que a fecha de hoy parece irrevocable.

Antoni Zabalza, también, mantendrá en breve un encuentro con el consejero de Industria, Arturo Aliaga, pero insiste en que la decisión se ha tomado de una manera concienzuda para mantener al Grupo Ercros.

El Comité de Empresa de Ercros se ha reunido para analizar “más serenamente”, según su presidente José Antonio Turmo el anuncio del presidente de Ercros, para confeccionar un calendario de acciones que permitan mantener los puestos de trabajo de los empleados de la planta en Monzón.

La apuesta del Comité de Empresa es mantener la planta de Monzón. Según su presidente, en el caso de la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo, éste nunca debe pasar por el cierre del centro de trabajo de Monzón, ya que existen razones suficientes para que siga en marcha, tal y como se había planteado hace un año y medio.

Este viernes se celebrará una Asamblea con los trabajadores, en la que estarán presentes miembros de las Asociaciones sindicales estatales, de la que saldrán las acciones a llevar a cabo. Turmo ha recordado que el Plan Estratégico que contemple la posibilidad del expediente será el instrumento para pelear por el futuro del centro.

El Comité de Empresa ha emitido un comunicado a través del que quiere agradecer el apoyo demostrado por el Ayuntamiento de Monzón manifestado por su alcalde, Fernando Heras, que coincide con el objetivo de este Comité de Empresa, que no es otro que el mantenimiento del centro de trabajo de la localidad.

De momento, hay un plazo de unos cinco meses para intentar ese plan estratégico que salve a la empresa con más de cincuenta años en Monzón. Los trabajadores conocían la situación tras una reunión mantenida con la dirección de la planta, mientras que la negociación general va a ser a nivel del Grupo y con los sindicatos nacionales.

El alcalde de Monzón, Fernando Heras, mantendrá ,en cuánto sea posible, un encuentro con el presidente de Ercros para decirle que " Ercros Monzón no se cierra", por diversos motivos: se acaban de invertir 6.000.000 de euros en modernizar las instalaciones, con un redimensionamiento de la plantilla es rentable la planta y Ercros ( la Monsanto) es una institución en la ciudad.

Asimismo, quiere tranquilizar a los trabajadores señalando que las pocas repercusiones que se produzcan en esa fecha de 2009, serán perfectamente reabsorbidas por el mercado de Monzón, que está generando puestos de trabajo poniendo como ejemplo a OPM que va crear 50 empleos en la ciudad.

El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, en declaraciones realizadas en Walqa, señalaba que va a mantener un encuentro con el presidente del Grupo para conocer exactamente la situación en la que está Monzón.

CC.OO y UGT emitían un comunicado conjunto en el que valoran la intención anunciada por el presidente de Ercros de llevar a cabo un plan de eficiencia, que supone el cierre de cinco plantas, entre ellas la de Monzón. Los sindicatos denuncian que no conocen el contenido del plan, únicamente se han planteado sus líneas básicas, y exigen a la empresa un plan estratégico realista, con proyección de futuro y un plan social de acompañamiento, que no contemple el cierre de ningún centro de trabajo, ni medidas laborales traumáticas.

Además, las secciones estatales sindicales de UGT y CCOO han manifestado su rechazo a las propuestas planteadas por la empresa, a la ve que le exigen en la mayor brevedad posible la presentación por escrito del citado “Plan de Mejora de Eficiencia para el Grupo Ercros”; un documento que concrete las medidas anunciadas con una adecuada justificación de las mismas y su financiación. El presidente de Ceos CEPYME Cinca Medio, Javier Vilarrubí, considera muy mala la noticia y comunicaba a la empresa y sus trabajadores su apoyo y disposición a ayudar para evitar el cierre.

El Partido Popular ha valorado el anuncio de Ercros como una muy mala noticia no ya sólo por los puestos directos afectados sino por los indirectos que se podrían perder. José Luis Escutia ha lamentado que desde el Ayuntamiento no se trasladase la información a los portavoces o se convocara una reunión de portavoces para analizar la situación. En nota de prensa, el PP critica que transcurridas más de 24 horas desde la noticia de cierre de la planta de Aiscondel en Monzón, siguieran esperando la llamada del Alcalde para compartir información o la convocatoria de órganos como la Junta de Portavoces.

El concejal de Desarrollo, Juan Antonio Blasco, aprovechaba la firma de un convenio socioeconómico para nostrar su apoyo a la plantilla,

Izquierda Unida de Aragón, tras conocer la noticia del cierre de la planta de Ercros en Monzón, insiste considera que la política industrial del Ejecutivo autónomo “no tiene alternativa a estos procesos, ya que no se ha producido una diversificación de la industria, no se ha desarrollado un tejido industrialpropio y autónomo, y dependemos de multinacionales que traemos a nuestro territorio a golpe de subvención, sin exigirle un compromiso de mantenimiento de la plantilla y la devolución de las ayudas.

El Grupo Parlamentario de IU en las Cortes ha registrado varias preguntas dirigidas al consejero de Industria, Arturo Aliaga, con el objetivo de conocer la cuantía de las subvenciones entregadas por el Ejecutivo al grupo Ercros y las medidas que el departamento de Aliaga va a llevar a cabo ante esta situación.

Hace dos años se completaba la adquisición de Aiscondel ( Aragonesas) por parte de Ercros. En los años 50 se instalaba en Monzón Monsanto Ibérica llegando a alcanzar los 1000 trabajadores, en la crisis industrial de los setenta la firma se dividió trasladándose a Vilaseca en Tarragona una parte y permaneciendo otra en Monzón, posteriormente la división estilenos se vendía a Polidux.

La fábrica de Monzón inició la producción de materiales plásticos en 1955, con la fabricación de policloruro de vinilo (PVC). Actualmente, sus instalaciones están repartidas en dos polígonos industriales con una superficie de más de 115 Ha. y su plantilla está formada por 125 trabajadores. Ahora la intención de la empresa es cerrar Monzón y trasladar su producción a Tarragona.

El centro, exporta más de la mitad de los productos que fabrica. Su producción incluye resinas de PVC suspensión y emulsión y compuestos de PVC, con una capacidad de producción conjunta de 90.000 toneladas anuales.

Comentarios