“Emoción, recuerdos y gratitud” en el nombramiento de Julio Gavín como Hijo Predilecto de Sabiñánigo

En la Casa de la Cultura “Antonio Durán Gudiol” el Ayuntamiento de Sabiñánigo en un pleno extraordinario nombraba Hijo Predilecto de la ciudad a Julio Gavín, que fue presidente de Amigos de Serrablo y falleció en junio del año pasado. Los asistentes concejales, familiares y numeroso público vivieron momentos de “emoción, recuerdos y gratitud”.

Se inició el acto con el Coro de Clarinetes del Conservatorio de Musica, que interpretó el tema “Capricho fort clarinets” de Grundman. Seguidamente y antes de, comenzar la parte institucional del pleno, se informó que la Corporación sabiñániguense en una sesión extraordinaria el 13 de junio pasado, acordaba “ el incoar los trámites necesarios para concederle la distinción honorífica de Hijo Predilecto del Municipio”. Precisando en la resolución, “ teniendo en cuenta su trayectoria a lo largo de toda su vida en Sabiñánigo, siendo un ciudadano ejemplar, creador de dos Museos de nuestra ciudad y habiendo recuperado nuestra historia, tradición y cultura”.

En ese momento el alcalde, Carlos Iglesia, subió a la tribuna y dio comienzo a la sesión extraordinaria, explicando los trámites seguidos para el nombramiento y el secretario en funciones dio lectura al acuerdo del Ayuntamiento del día 26 de diciembre pasado en el que se le concedía el citado título. Seguidamente, como es habitual en estos casos, intervino el profesor Juan Antonio Cremades, de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza, que realizó un recorrido por la vida y la personalidad del homenajeado y el legado que ha dejado”

El pleno se cerro con la entrega por parte del alcalde a los hijos de Julio Gavín del diploma acreditativo del nombramiento y una palabras de Julio Gavín Hijo, en la que resalto la necedad de ser capaces todos de llegar a ser útiles en nuestros propios entornos. Carlos Iglesias puso el punto final al acto institucional, destacando el tesón y el ejemplo del que fuera presidente de Amigos de Serrablo.

Seguidamente intervino de nuevo el coro de clarinetes del Conservatorio que interpretó la obra “Aragonaise” de Bizet . Se proyectó el documental “Julio Gavín, Conversaciones ad petendam pluvial” y se terminó el homenaje con la imagen última de Julio Gavín que aparecía en el audiovisual y sonando el “Canto de los pájaros” de Pau Casals, interpretado por Andrea Giménez Gil.

Comentarios