Paracaidistas

José Luis Barrio

El secreto mejor guardado en las últimas semanas, el objeto de muchas tertulias de bar y de apuestas, ha quedado al descubierto con la publicación de las listas que concurren a los comicios del 27 mayo. Como jugadores de póker, en estas fechas, hay algunos que han escondido sus cartas hasta el último momento, otros han jugado de farol y otros no han logrado ni estar en el parrilla de salida. Lo que sí parece más evidente es la dificultad que tienen los partidos a la hora de confeccionar las listas, teniendo que recurrir a veteranos ilustres curtidos en mil y una batalla para completar listas.

La suerte está echada y el 27 de mayo se sabrá si las apuestas surten efecto, y si son capaces de movilizar a los ciudadanos para que acudan a votar. Otro fenómeno, que con la publicación de las listas ha salido a la superficie, es la aparición de “paracaidistas“. Les explico, aunque supongo que ya lo saben, se trata de aquellas personas que concurren en municipios encabezando o rellenando una candidatura sin ser del pueblo.

Los paracaidistas se hacen mucho más evidentes en los pueblos pequeños, cuándo los vecinos preguntan y ¿éste de dónde es? La respuesta es no sé. No les hablo de un fenómeno provincial, si quieren perder el tiempo miren listas de municipios catalanes y seguro que les suena algún vecino de Huesca. Los “paracaidistas”, conscientes de no ser decisivos en los pueblos, sirven para que una formación pueda recibir votos en una localidad que luego le computen de cara a tener un consejero en una comarca o un diputado provincial. Una vez publicadas las listas comienza la cuenta atrás, incluido para los “paracaidistas”. La suerte de todos está en manos de los electores.

Comentarios