El Ayuntamiento de Artieda afirma que la sentencia del Tribunal Supremo "no cierra el caso Yesa"

20021008artieda.gif

El Ayuntamiento de Artieda ha recibido la Sentencia del Tribunal Supremo por la que se desestima el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento contra la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, absolutoria de diversos ex altos cargos y ex funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente. La Audiencia Provincial de Madrid decidió en su día absolver a todos los acusados por el Ayuntamiento al entender que una Declaración de Impacto Ambiental era un acto de trámite dentro del procedimiento autorizatorio del Proyecto de Recrecimiento de la Presa de Yesa y no podía en ningún caso integrar un delito de prevaricación. Ahora, - según el Ayuntamiento de Artieda- el Tribunal Supremo entiende lo contrario, pero mantiene la decisión absolutoria por no modificar los hechos declarados probados por la Audiencia madrileña.

Todo un ejemplo –dice el Ayuntamiento de Artieda-, pues, de “justicia material efectiva”, y ello en la medida que: “Entiende el Tribunal Supremo que la Audiencia Provincial de Madrid no estimó probados los riesgos geológicos consistentes en el riesgo de deslizamiento de laderas, sin embargo la prueba más evidente e irrefutable de la realidad, verdad y certeza de tales riesgos denunciados desde hace años por el Ayuntamiento de Artieda se produjo en agosto pasado cuando 3,5 millones de metros cúbicos de tierras y rocas se deslizaron hacia el interior del embalse”.

“Como es público y notorio, tal deslizamiento es real, la Confederación lo ocultó, y ha sido conocido públicamente a partir de febrero de 2007 cuando un medio de comunicación desveló la existencia y contenido de un Informe técnico realizado con suma urgencia para la propia Confederación, en agosto pasado, sobre tal deslizamiento. Actualmente, es público también, el ministerio de Medio Ambiente acaba de encargar (el pasado día 18 de marzo) un nuevo informe geológico-geotécnico sobre la dimensión y alcance del deslizamiento ya producido, y del riesgo real de que se reproduzca éste o cualquier otro deslizamiento. Baste recordar que la superficie con mayor riesgo de deslizamiento cubica entorno a los 12 Hm3”, prosigue el Ayuntamiento artiedano.

“Entiende también el Tribunal supremo – prosigue el Ayuntamiento -que la inundación de 27 km. Del Camino de Santiago (con sus bienes y elementos inmuebles asociados) no integra un delito contra el patrimonio histórico, en cuanto la aprobación del Proyecto de Recrecimiento y su autorización ambiental con la Declaración de Impacto Ambiental establecieron medidas correctoras. Ante lo insólito de la apreciación y decisión, cabe aquí preguntarse cuál habría sido la decisión judicial si se tratara de enjuiciar a cualquier iluminado al que se le hubiera ocurrido dilapidar cualquier bien de interés cultural, protegido o no”

Debe recordar el Ayuntamiento de Artieda que “esta Sentencia del Tribunal Supremo ni cierra, ni puede hacerlo, el “caso Yesa”. Lo único que se ha cerrado de momento (por la Confederación Hidrográfica del Ebro) son las grietas de la ladera izquierda del embalse. De la misma manera que la ilegalidad de una determinada decisión o proyecto es distinta o no se identifica con la comisión por aquella decisión o proyecto de cualquier delito (así lo señala de hecho el Tribunal Supremo en su Sentencia de 9 de abril de 2007), la verdad y la realidad de las cosas, que son ciertamente tozudas, no se identifican necesariamente, y Yesa es un ejemplo de ello, con la “realidad” que pretenden reflejar determinadas decisiones judiciales”.

Por último, el Ayuntamiento de Artieda “reitera públicamente su compromiso (y su derecho, aunque determinados estamentos políticos aragoneses se hayan atrevido incluso a cuestionarlo) de luchar con todos los medios a su alcance frente al Proyecto de Recrecimiento. Aunque resulte increíble, tales estamentos deben desconocer que sobre el Ayuntamiento de Artieda, como sobre cualquier otra Administración, pesa el deber legalmente establecido de defender sus bienes y derechos y la integridad de su término municipal”.

Comentarios