Aragón contará con un centro en cautividad del Quebrantahuesos

Aragón va a contar próximamente con un centro de cría en cautividad del quebrantahuesos con el objetivo de facilitar la conservación de esta especie en peligro de extinción, utilizando técnicas de cría artificial para sacar adelanta embriones retirados del medio natural por su inviabilidad. El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón está construyendo este centro en la finca La Alfranca en Pastriz, en el que se invertirán más de 500.00 euros.

 

El principal objetivo del Centro de Cría en Cautividad de Quebrantahuesos es contribuir a recuperar las poblaciones de quebrantahuesos recientemente extinguidas mediante la crianza de aves capacitadas para su incorporación al medio natural a través de una técnica basada en la naturalización del cautiverio y reducción del manejo antrópico. Así, el nuevo espacio contribuirá a optimizar la productividad de la población pirenaica de quebrantahuesos así como las necesidades de la población reproductora mediante el desarrollo de técnicas de cría artificial que permitan atender los nacimientos y la crianza de los embriones retirados del medio natural por su inviabilidad o baja probabilidad de éxito.

El centro, que se encuentra en estos momentos en construcción, estará gestionado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos en virtud del convenio firmado por el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y el miembro del patronato de la Fundación (FCQ), Gerardo Báguena. La entidad afrontará los gastos de explotación y contratará el personal necesario para el debido funcionamiento del centro, remitiendo al Departamento de Medio Ambiente una memoria anual.

La Fundación, constituida en 1995, tiene por objeto contribuir al conocimiento y la conservación de esta especie. En particular, desde 1996 desarrolla anualmente el programa técnico de estudio y conservación del Quebrantahuesos en Aragón, en el marco del Plan de Recuperación de esta especie y ha suscrito diversos convenios de colaboración con el Gobierno de Aragón.

PROYECTO DE ACTUACIÓN

El protocolo para la extracción de huevos en puestas inviables incluye el traslado en una incubadora portátil a un centro de asistencia en cautividad, donde se asiste al nacimiento y la cría con títeres y parentales cautivos. De las unidades reproductoras del Pirineo aragonés, el 90% de las puestas son viables aunque el 10% restante presenta un fracaso reproductivo continuado. Una vez que el ejemplar sale y crece se realiza hacking y liberación de las especies, a través de aprendizaje conductal por impronta con específica y familiarización con el entorno durante quince días. Después se produce la liberación y seguimiento.

 

Para esta nueva infraestructura se cuenta con el apoyo científico de destacados especialistas de cría en cautividad como el director científico del zoológico de Buenos Aires y director del proyecto de conservación del cóndor andino en Argentina, Luis Jacome, y la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza entre otros.

EXPERIENCIA EN CRÍA DE QUEBRANTAHUESOS

Aragón es pionera en actuaciones de cría en cautividad de quebrantahuesos. De hecho, en 2006 nació “Félix”, la cuarta cría nacida con éxito en Aragón, tras Silvano (1995), Ramiro (1998) y Esperanza (2002). Los trabajos se enmarcan en el Plan de Recuperación del quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), que ejecuta el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, en colaboración con la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.

El rescate de huevos se ha realiza siempre exclusivamente en nidos considerados inviables por diferentes causas, como su ubicación en lugares de fácil acceso para animales predadores o actividades humanas que pudieran poner en riesgo a los quebrantahuesos durante la incubación o crianza, un periodo que dura unos seis meses. También se ha intervenido en nidos de parejas que han mostrado fracasos reiterados en los años anteriores, sin que las causas de esos fracasos hayan podido controlarse.

 

Aragón es la región europea con mayor número de quebrantahuesos. De los 100 territorios reproductores que hay en todo el Pirineo español, unos 70 se encuentran en Aragón. En nuestra Comunidad, la población ha aumentado en los últimos diez años, gracias a los trabajos del Plan de Recuperación. No obstante, el quebrantahuesos sigue en estado crítico en toda Europa, con poblaciones fragmentadas que han ido perdiendo el contacto necesario para mantener activo el flujo de ejemplares entre unos y otros núcleos poblacionales.

Comentarios