Aragón superará en el transcurso de este año la cifra histórica de 600.000 ocupados

Según los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en el primer trimestre de 2007 el mercado laboral continuaba mostrando un comportamiento muy positivo en Aragón, ya que en términos anuales tanto la actividad como el empleo crecían con fuerte dinamismo al tiempo que se reducía el desempleo. Por provincias aragonesas, las tasas de paro quedaban situadas en el primer trimestre de 2007 en el 3,9% en Huesca. De esta forma Huesca fue la segunda provincia española con menor tasa de paro tras Lérida.

En comparación con el período inmediatamente precedente (cuarto trimestre de 2006), en este primer trimestre del año se incorporaron al mercado laboral 8.700 aragoneses, de los cuales 3.800 obtuvieron un empleo y los restantes 4.900 quedaron en situación de desempleo, de modo que la tasa de paro aumentaba del 5,0% al 5,7% de la población activa. Hay que señalar que estas variaciones intertrimestrales están fuertemente condicionadas por factores estacionales.

En términos anuales, en el primer trimestre del año 2007 había en Aragón 628.100 personas activas, 29.100 más que un año antes lo que equivale a un crecimiento interanual del 4,9%. Con ello la tasa de actividad quedó situada en el 74,4% de la población en edad de trabajar, 2,3 puntos más que en el mismo período del año anterior.

La ocupación creció un 5,5% hasta alcanzar la cifra de 592.200 personas, 30.900 más que un año antes y nuevo record histórico del empleo en Aragón. Si a mediados de 2002 Aragón superó la barrera psicológica de los 500.000 empleados, todo parece indicar que a lo largo de este año 2007 se superarán los 600.000 ocupados en la Comunidad Autónoma.

Dado que la ocupación creció ligeramente por encima de la actividad, el paro se redujo en 1.800 personas respecto al mismo trimestre del año anterior, quedando por tanto la tasa de paro en el 5,7% de la población activa, la segunda más baja de España por detrás de Navarra.

tendiendo al género, el fuerte crecimiento de la población activa femenina hizo que a pesar del considerable crecimiento del empleo se produjera simultáneamente un aumento, aunque pequeño, del desempleo. En efecto, la población activa femenina crecía un 9,0% en el primer trimestre de 2007 quedando en un total de 265.600 mujeres activas, 21.900 más que un año antes. El número de mujeres ocupadas aumentó un 9,8% anual, alcanzando un total de 242.900 empleos, 21.600 más que un año antes. En consecuencia, el número de mujeres paradas aumentó en 300 efectivos, situándose la tasa de paro femenino en el 8,5% de su población activa, la tercera más baja de España tras Navarra y Cataluña.

Entre los hombres la actividad crecía un 2,0% en el primer trimestre de 2007 hasta alcanzar un total de 362.700 efectivos, 7.200 más que en el mismo período del año anterior. Por su parte la ocupación creció un 2,7% anual hasta los 349.300 empleados, 9.200 más que un año antes. Estas tasas de crecimiento fueron más modestas que las femeninas pero comparativamente más favorables que las observadas durante todo el año 2006. Con todo ello la tasa de paro masculina se situaba en el 3,7% de su respectiva población activa, las segunda más pequeña de España tras Navarra.

Es también de destacar que el fuerte ritmo de crecimiento de la población activa que viene experimentando Aragón en los últimos años es posible gracias al crecimiento simultáneo de la población de 16 y más años (1,4% en el primer trimestre de 2007 respecto al mismo período del año anterior), ya que el margen de crecimiento que existe en la población residente se va haciendo muy reducido.

Comentarios