Lacuniacha estrena dos puntos de observación ornitológica

El recinto del Parque Faunístico de los Pirineos Lacuniacha ha estrenado hace unos días dos puntos de observación ornitológica. El proyecto en el que se estaba trabajando desde hace algún tiempo, ha contado con la participación de diferentes especialistas, que han ayudado a determinar las aves que frecuentan estos maravillosos parajes, sus características, y los lugares de observación más adecuados.

Con el objeto de ayudar al visitante a descubrir e identificar las diferentes aves, se han realizado dos artísticos paneles informativos, en los que se hallan los dibujos de las mismas, recreando el paisaje real en el que nos encontramos, con textos en los que se indica el nombre de las aves.

Además y con el propósito de facilitar la presencia de aves, en los alrededores de los observatorios se han instalado comederos adecuados a las diferentes especies, con la comida que es más adecuada para cada una de ellas, y numerosos nidos.

Conforme las aves vayan descubriendo los comederos y hagan uso de los nidos, se producirá una mayor presencia y por lo tanto una mayor facilidad para disfrutar tanto de su visualización, como de sus cantos.

Los responsables de Lacunicaha no han olvidado aves como milanos, águilas o buitres, por lo que se han incluido sus siluetas en los paneles.

En el punto de observación situado en la terraza contigua a la recepción del parque, nada más entrar en el recinto, existe la posibilidad de ver a Urracas “Pica pica”, Petirrojos “Erithacus rubecula”, Gorrión común “Passer domesticus”, Acentor común “Prunella modularis”, Camachuelos “Pyrrula pyrrula”, Arrendajos “Garrulos glandarius”, Carbonero común “Parus major”, Agateador común “Certhia branchydactila”, Herrerillo capuchino “Parus cristianus”.

En el punto de observación situado aproximadamente a mitad del recorrido, en el lugar que da nombre al parque, el topónimo “Lacuniacha”, se ha determinado que existen posibilidades de divisar como mínimo al Acentor alpino “Prunella collaris”, Mirlo común “Turdus merula”, Chochín “Troglodytes troglodytes”, Mito “Aegithalos candatus”, Pinzón vulgar “Fringilla coelebs”, Herrerillo común “Parus careuleus”, Zorzal “Turdus philomelos”, Carbonero garrapinos “Parus ater”, Pico picapinos “Dendrocopos major”, Trepador azul “Sitta europea”, Milano real “Milvus milvus”, Buitre leonado “Gyps fulvus”, y Quebrantahuesos “Gipaetus barbatus”.

Desde Lacunicha se espera que este nuevo complemento de la oferta actual de observación de diez especies de fauna, (gamos, ciervos, corzos, renos, linces boreales, cabras monteses, sarrios, bisontes europeos, caballos de Przewalsky, lobos europeos) y de la ruta botánica (helecho, boj, Pino silvestre, serbal de los cazadores, sauce cabruno, abedul, olmo de montaña, saúco negro, cerezo aliso, álamo temblón, manzano silvestre, fresno, espino albar, cerezo silvestre, enebro, abeto, acebo, escaramujo, roble, haya, laureola), ya existentes, sea un aliciente añadido para disfrutar y conocer la Naturaleza, y contribuya al respeto al medio ambiente y a su preservación para generaciones futuras.

Comentarios