“Mujeres en Pie de paz” nueva conferencia en el Centro Cultural de Ibercaja

El Centro Cultural de Ibercaja de Huesca continúa , este miércoles 2 de marzo, con su ciclo de conferencias “ Paz y Liderazgo en el mundo”. En esta ocasión a las 20 horas Carmen Magallón, Directora de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz de Zaragoza y autora del libro del mimo título, impartirá la conferencia “ Mujeres en pie de Paz

Carmen Magallón es Doctora en Físicas por el programa de Historia y Filosofía de la ciencia. Es profesora de Instituto y actualmente Directora de la Fundación Seminario de Investigación para la paz (Fundación SIP), del Centro Pignatell de Zaragoza. Forma parte del colectivo de la revista. En pie de paz, del grupo de investigación sobre género y ciencia de la Universidad de Zaragoza, Genciana y de la Asociación Española de Investigación para la paz (AIPAZ), de la que es Vicepresidenta.

Ha publicado trabajos sobre la historia de las mujeres en la ciencia, el análisis epistemológico del quehacer científico y las relaciones entre género, ciencia y cultura de paz. Entre otros, Pioneras españolas en las ciencias, Madrid, CSIC, 1998 y 2004; “Compartir el cuidado, compartir la autoridad: hacia una cultura del respeto entre hombres y mujeres”, Fundación SIP: Pacificar violencias cotidianas, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2003: Las mujeres como sujeto colectivo de construcción de paz, Bilbao, Bakeaz, 2004 y, con otras autoras: Intereacciones ciencia y género, Barcelon, Icaria, 1999.

Magallón, recoge en este libro “Mujeres en pie de paz”diversas prácticas y propuestas desde la iniciativa en medio de la Primera Guerra Mundial de reunirse en La Haya para proponer una salida negociada al conflicto hasta iniciativas como el Campamento de Mujeres de Greenham Common en los años ochenta, en plena Guerra Fría, fuente de inspiración para el conjunto del movimiento pacifista antinuclear, pasando por la Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, las viudas de Guatemala o las Madres de El Salvador, que se organizaron para la denuncia de los desparecidos y contra la impunidad de los responsables; las Mujeres de Negro, desde Israel y Belgrado, que levantaron su voz contra las políticas agresivas de sus gobiernos, y la Ruta Pacífica de las Mujeres Colombianas que sigue tratando de desactivar en el día a día los artefactos que mantienen la guerra en su país.

Las mujeres no son mejores ni más pacíficas que los hombres pero han tenido y tienen un importante protagonismo en la causa de la paz.

Desde el lugar de la extrañeza del que hablara Virginia Wolf, en este caso extrañas a la racionalidad bélica, pensadoras y activistas trataron de convencer al mudo de la locura de la guerra. Su bagaje no está solo en los grupos organizados. Impregna el quehacer cotidiano de tantas mujeres cuyo trabajo es crucial para el sostenimiento de la vida. Frente a la lógica del acumulación económica que rige en el mundo globalizado actual, la lógica de la sostenibilidad de la vida, que subyace en su trabajo y el de otros grupos humanos del mundo, se levanta como una alternativa necesaria para la supervivencia de la especie.

Comentarios