Pese a la lluvia se han celebrado todas las romerías: El Viñedo, Loreto y Cillas

Con la vista puesta en el cielo se han celebrado en Huesca y en la Hoya sus tradicionales romerías, en este primer día de mayo, en el Viñedo, Loreto y Cillas. A estas citas han acudido miles de romeros a cumplir con las tradiciones. La más numerosa ha vuelto a ser la del Viñedo en la que se han dado cita más de 2.000 personas.

El Viñedo

Los doce pueblos que componen el Abadiado de Huesca, han cumplido con la antiquísima tradición de acudir a la Ermita de Nuestra Señora del Viñedo. Misa, procesión y un rápido almuerzo han centrado estos actos. José Sa, prior de la cofradía indicaba que este año los romeros han podido disfrutar de varias novedades en el templo, con la colocación de un sagrario, restauración de la peana y un nuevo altar que se está restaurando. Además de un exposición fotográfica del templo tanto por dentro como fuera.

Cillas

El pueblo de Chimillas también se ha desplazado, como manda la tradición, hasta la Ermita de Cillas para dar gracias y honrar a la Santa Cruz . Alejandro Ciprés, alcalde de la localidad, indicaba que es un día muy especial para todos los vecinos por el acto de confraternización y por la lluvia que ha caído que vendrá muy bien para los campos. Se tenía especial recuerdo para el romero Gregorio Cabrero, que a sus 91 años, ha acudido a con su familia a esta cita en el día que cumple 66 años desde que se casó.

Loreto

Vecinos de Huesca y de los pueblos de cercanos a la capital también se han desplazado esta jornada a la Ermita de Loreto para celebrar su romería. Uno de los actos más emotivos es cuando los priores de las Cofradías de San Lorenzo, y Santo Cristo de los Milagros y San Lorenzo llevan a la Ermita las cestas de plata que contienen las cabezas de San Orencio y Santa Paciencia, que fueron traídos de Loreto el día 9 de abril de 1578.

Comentarios