Cartas al Director. Artículo 1º de mayo de Aragón

Eduardo Pueyo Salamero

Secretario de Empleo de CHA

Como cada año llega el 1º de Mayo, momento para reflexionar y hacer balance sobre el último año transcurrido y tomar el pulso a la situación laboral aragonesa, máxime siendo año electoral y, por tanto, de examen a las formaciones políticas que nos han gobernado en esta legislatura.

Este 1º de Mayo será especialmente duro en diferentes comarcas aragonesas donde hemos visto, ante la pasividad del Gobierno PSOE-PAR, como diferentes empresas establecidas en nuestro territorio han cerrado su puertas o están a punto de hacerlo, volviendo, por tanto, a suspender al ejecutivo aragonés en su gestión empresarial.

A los problemas ya conocidos y sufridos de la “deslocalización” (este año una nueva empresa, DELPHI, se ha sumado a ellos) hay que añadir los cierres de MILDRED y PRIMAYOR, con importantes problemas de gestión; MEFLUR, a la que el Gobierno de Aragón le ha dado la espalda siendo una empresa aragonesa perfectamente viable y, ahora ERCROS en su planta de Monzón, por estrategia empresarial; produciendo todas ellas un fuerte impacto en la destrucción de empleo de Calidad.

Los problemas de todo este encadenamiento de cierres vienen dados en la propia planificación empresarial del Gobierno de Aragón: Seguir apostando por empresas multinacionales chantajistas, teniendo una excesiva dependencia de las mismas, y que tal como vienen se van; en vez de apostar como lo hacemos desde Chunta Aragonesista por las empresas y empresari@s aragoneses, diversificando los sectores productivos y evitando así la excesiva dependencia actual de empresas de fácil deslocalización que, además tributan sus Impuestos de Sociedades lejos de nuestra tierra.

En este mismo sentido, desde CHA, seguiremos luchando por incentivar exclusivamente el empleo de calidad, de manera que la contratación indefinida sea la norma general, reduciendo la eventualidad a causas muy determinadas y específicas.

Para ello es imprescindible establecer un Marco Aragonés de Relaciones Laborales en el cual establecer las normas pertinentes que mejoren la calidad en el empleo, tener un Salario Mínimo Interprofesional Aragonés y un Acuerdo Aragonés de Negociación Colectiva que mejoren los acuerdos marco Estatales.

En otro orden de cosas, a nivel Estatal hemos asistido a una nueva reforma laboral, que como viene siendo habitual, ha quedado en “reformilla” y a la recién aprobada “Ley de Igualdad”, donde aunque se ha mejorado la conciliación de la vida personal y familiar con la laboral, se quedó muy lejos de las reivindicaciones de los trabajador@s.

Desde Chunta Aragonesista seguiremos apostando por la incentivación a las empresas que reduzcan su Jornada Laboral y a las que en sus convenios mejoren la Conciliación de la Vida Personal y Familiar con la Laboral.

Por último, pero quizás el más importante es el problema de la siniestralidad laboral, en el que seguimos en cifras alarmantes. El accidente laboral no es fruto de la mala suerte, ni un maldito tributo a pagar por alcanzar un empleo, sino a consecuencia de las malas condiciones de trabajo y de la precariedad, temporalidad y jornadas abusivas a las que se ven sometidos muchos trabajadores aragoneses.

Por todo ello animaros a los compañeros y compañeras a participar en esta jornada reivindicativa del próximo 1º de Mayo.

Comentarios