SD Huesca y Peñas Cai Huesca se acercan a sus objetivos

Los azulgrana empataron sin goles (0-0) con el Tarrasa en un emocionante e interesante encuentro en el Alcoraz, mientras que los verdiblancos pasaron como un rodillo por encima de Vigo al que vencieron por 88-63 y se acercan a la permanencia. El Huesca mantiene el liderato del grupo III de la 2ª B y el Peñas Cai Huesca se ha colocado con 2-0 en el play-out por la permanencia y tiene ahora dos oportunidades en tierras gallegas para rematar a los Quino Salvo. La nota negativa ha sido el Barbastro que perdía 2-1 en el campo del Osasuna B y queda abocado al descenso.

El partido entre S.D. Huesca y el Tarrasa fue de los más intensos que se han vivido en el terreno de juego oscense. Enfrente un rival de mucha entidad y que vino decidido a por los tres puntos, mientras que los Villanova afrontaban el choque con bajas importantes pero al final consiguió un punto que le mantiene en lo alto de la clasificación y con muchas opciones de cara a terminar entre los cuatro primeros y jugar el play-oof de ascenso.

El Alcoraz registraba una entrada por todo lo alto, la mejor de la temporada., con una afluencia de 3.824 espectadores, según informaba el club. El empate puede considerarse justo y reseñar un posible penalti a Roberto, que no pitaba el árbitro, y que podría haber decantado el partido a favor del Huesca en el último instante. Debutó David Hernández que dejó buena imagen en su primer encuentro con la camiseta azulgrana y que los locales terminaron con tres canteranos como Koke, Ponsa y Castán en el terreno de juego.

Los azulgranas, a pesar del empate, mantienen el liderato, del grupo 3º de la Segunda División B, a la espera el próximo domingo, de jugar con el Osasuna B, otra vez en casa.

Por su parte, el Peñas Cai Huesca no dio opción en el segundo partido y ganó por 88-63 en lo que posiblemente fue el mejor encuentro que se recuerda en esta temporada de los de Toñín Ara. Una gran primera parte con el resultado de 44-34 al descanso sirvió para encarrilar el triunfo que se remató en un segundo tiempo donde Vigo no existió y se acabó venciendo por 88-63.. La permanencia está más cerca con el 2-0 en la serie, pero ahora hay que jugar en tierras gallegas este miércoles un tercer partido que puede ser decisivo o bien el Gestibérica intentará forzar el cuarto encuentro que se disputaría el viernes.

Todo el equipo estuvo a un gran nivel y demostró una concentración desde el salto inicial que fue clave. Vigo sigue siendo un equipo individualista y eso le pasa factura. El Peñas volvió a estar arropado por su público y casi 2.000 espectadores animaron incansablemente a los oscenses que han cumplido en estos dos primeros partidos del play-out y que afrontan ahora la visita a Vigo con la esperanza de que no sea necesario un quinto encuentro.

Comentarios