Precampaña electoral

Ana Sánchez Borroy

Si escuchan a alguien decir que ojalá estuviésemos siempre en precampaña electoral, pensarán que nos estamos empezando a volver todos locos. Y no les faltará razón. Pero estos días, en precampaña, Huesca está viva. El lunes, se inauguraba oficialmente el nuevo edificio de Correos; el martes, se abría al público el Parque Universidad; este miércoles, 50 adjudicatarios reciben las llaves de sus viviendas; este jueves, empieza a ser operativo el aeropuerto Huesca-Pirineos.

Aún así, la precampaña tiene sus ironías. Por ejemplo, seguro que alguno recordará que el edificio de Correos ya llevaba funcionando una semana; vamos, que el objetivo de este lunes era conseguir hacerse un hueco en los medios de comunicación. También es verdad que el Parque se ha abierto al público en un calendario muy apropiado (para el césped y para los intereses políticos); y que resultaba irónico escuchar que no era una inauguración oficial mientras se paseaban por el parque (a la vez) seis actuales concejales socialistas y dos candidatos con muchas posibilidades. Sí, es cierto, los 50 adjudicatarios no saben todavía cómo se llaman sus calles... convenía entregar las viviendas en estas fechas, aunque sea con prisas. Y el aeropuerto... que empiece a estar operativo no significa que vayamos a ver despegar y aterrizar aviones continuamente.

Además, aun siendo precampaña, hay cosas que parece que no cambian. Por ejemplo, que el PSOE no tuvo interés en participar en el debate de alcaldables organizado por el Consejo de la Juventud. Por cierto, los jóvenes tampoco tuvieron mucho interés en conocer a los políticos; apenas se congregaron unas veinte personas.

Pero... con o sin cintas... con o sin retrasos o prisas interesadas... Huesca está estos días de estreno, la ciudad está viva. Ojalá se mantuviera ese ritmo de puesta en marcha de proyectos esperados. Por eso, ojalá estuviésemos siempre en precampaña.

Comentarios