El Gobierno de Aragon prevé una buena cosecha de cebada y trigo

La Mesa de Seguimiento de Producciones Agrarias servía para que el sector conociera las previsiones del Gobierno aragonés en torno a la cosecha de cebada y de trigo. Se espera una producción en cereales de invierno muy satisfactoria, siempre y cuando el tiempo acompañe a los cultivos en este próximo mes y medio. Se incide en la buena cosecha que puede haber en dos comarcas aragonesas: la Hoya de Huesca y las Cinco Villas. El Gobierno de Aragón espera que también haya una buena cosecha de fruta.

Dentro del secano, que ocupa un total de 600.000 hectáreas, cabe destacar que se ha producido una disminución de la superficie de 22.000 hectáreas en trigo duro, cantidad que ha sido compensada por el aumento de la superficie de cereal de invierno, especialmente en cebada, que ha incrementado su siembra en 8.800 hectáreas. También ha aumentado la superficie en oleaginosas en 4.000 hectáreas debido a las pruebas que los agricultores han realizado en cultivos destinados a biocombustibles. Como consecuencia de la reducción del índice de barbecho, se ha producido una disminución de barbecho en 35.000 hectáreas, que ha sido destinado mayoritariamente a la retirada voluntaria (+30.000 hectáreas).

En cuanto al regadío, se ha producido una ligera recuperación de la superficie de maíz, con un incremento del 9% (5.000 hectáreas), todo ello debido a la favorable coyuntura de los precios. Sin embargo, ha disminuido la superficie de alfalfa un 8%, que ha sido destinada principalmente a cereales de regadíos. Por último, la superficie de arroz se mantiene mientras que en oleaginosas se incrementa la colza en 600 hectáreas y se reduce el girasol en 1.600.

Con respecto a su clasificación por zonas en cuanto a productividad se refiere, Cinco Villas y la Hoya de Huesca destacan en el estado de sus cultivos, mientras que La Litera, Somontano, Ribagorza, Tarazona, Alto Teruel y Daroca han mejorado notablemente su cosecha con respecto a los dos años anteriores. En cuanto a las zonas que han presentado mayores problemas se encuentran Belchite, la Ribera Baja del Ebro, Monegros, Caspe, Bajo Aragón y Bajo Cinca, todo ello ocasionado por una deficiente nascencia de los cereales

Un buen año para la fruta

Esta campaña se espera que los cultivos de frutales gocen de una buena cosecha, a pesar de que se hayan producido daños muy puntuales por heladas, granizos o falta de cuajado que pueden provocar el aclareo de algunos frutos.

Ayudas por las riadas

En esta reunión, presidida por el secretario general técnico del Departamento de Agricultura y Alimentación, José Antonio Guzmán, también se informaba a los presidentes de las comarcas afectadas, a las organizaciones agrarias y a técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro, de la orden de ayudas a las riadas que se publicará el próximo día 14 de mayo, con el fin de que estos opinen y realicen posibles nuevas aportaciones.

Comentarios