Tardienta acogía este sábado un jornada sobre alimentación saludable en la infancia

La Comarca de Los Monegros organiza las Jornadas sobre nutrición “La alimentación saludable y nuestros hijos”, con la colaboración de la Coordinadora de Asociaciones de Mujeres de Los Monegros y financiado a través del programa europeo “Pon Aragón en tu mesa” en el que participa Monegros, Centro de Desarrollo. La primera de las sesiones tenía lugar este sábado, 12 de mayo, en Tardienta a las 10 y media de la mañana en el Salón de Plenos del ayuntamiento de la localidad monegrina. La segunda sesión será el jueves, 17 de mayo a las 16 horas en el Salón de Actos del ayuntamiento de Grañén y la tercera en Leciñena el 24 de mayo a las 16 horas en el salón de actos del ayuntamiento.

El dietista nutricionista Juan Revenga, presidente de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Aragón y colaborador habitual de la revista Sabor de Aragón es el encargado de impartir las sesiones en las que se habla sobre “Nutrición y alimentación, ¿qué es la alimentación saludable?”. Los objetivos de las charlas son “transmitir a los padres de los alumnos de usuarios de la escuela infantil comarcal la suma importancia que tienen los estilos de vida y en concreto la alimentación en la salud futura de sus hijos cuando sean adultos”. En las charlas se tratan temas como ¿Comen bien nuestros hijos en el colegio y la guardería?, Condicionantes de la salud, Hábitos alimenticios, Problemas sanitarios de nuestro tiempo relacionados con la alimentación, Cómo catalogar racionalmente el peso de una persona, Adelgazar frente a perder peso. Los productos y dietas milagro, Soluciones: la verdadera dieta mediterránea, El día a día de la alimentación para todas las edades.

Para Juan Revenga, la foto que hacemos a la sociedad de los adultos nos arroja una cifra de que más del 50 % de la sociedad española sufre sobrepeso u obesidad en distintos grados. Hay más personas sobrepesadas y obesas que normopesadas. Esto tristemente siendo una fea instantánea de la sociedad española va en evolución y tristemente esto evidencia que va a ser mayor en el futuro. El pico no se ha alcanzado todavía en ese crecimiento porcentual”.

El dietista ha añadido que “es muy duro decirlo pero los padres de hoy en día tienen que tener en cuenta que la mitad de sus hijos el día de mañana van a ser sobrepesados u obesos. En un futuro cercano cuando esos niños de 1 a 5 años tengan 45 a 50 años sólo el 40 % de la población tendrá el peso adecuado”. Revenga ha destacado la importancia de la alimentación en la salud y cómo afecta en nuestra salud del futuro. En la charla ha dado las herramientas prácticas para que de forma agradable y disfrutando de la alimentación se pueda integrar el hábito de comer diariamente en nuestras vidas equilibrando de alguna forma gastronomía y salud. “ay un punto de encuentro entre estas dos facetas no asociada a los alimentos enriquecidos o “alicamentos”, mitad alimento y mitad medicamento.

Cuando en una sociedad abundan mucho estos alimentos es sospechoso, en determinadas ocasiones muy puntuales están bien, pero no debería ser la tónica de consumo de la sociedad actual”. Para Revenga, “es la comodidad, el tiempo es moneda de valor incalculable y lo que nos empuja a que nuestros hábitos de vida sean respecto a alimentación tan desorganizados como son”.

La solución según Revenga se encuentra en hacer de nuestra vida una vida mediterránea que no es lo mismo que dieta mediterránea. “El primer descriptor de ésta era la frugalidad, lo que significa comer lo justo en relación a una actividad física, además de la siesta, las tertulias, los paseos y el mantenimiento de los nexos familiares más allá de la prole. Es como vivimos más que como comemos. Las pinceladas son las de comer lo justo. Realizar cinco ingestas organizadas al día. Que los desayunos tengan tres elementos: uno rico en hidratos de carbono , un alimento del grupo de lácteos, y un alimento del grupo de las frutas. Las ventajas de las frutas no las sustituye un zumo y menos si es comercial”.

Revenga añade que “todas las comidas principales deben contener como mínimo una ración de alimentos vegetales. Hay que tener imaginación para hacer a los niños más atractiva la comida, la receta es tiempo y esfuerzo para dedicarlo a los hábitos alimentarios que es lo que cuesta en la educación nutricional”. A nivel práctico recomienda “una o dos raciones de alimentos vegetales diarias y acompañar el segundo plato con guarnición vegetal como setas salteadas, escalibada, ensalada, verduras a la plancha. Es importante alternar hidratos de carbono, verduras, como primer plato a lo largo de la semana y en cuanto a los postres uno que sea una fruta al mediodía por ejemplo y otro un lácteo”.

El mensaje destinado a los padres es tiempo, esfuerzo y dedicación. “Hace cincuenta años, cuando no existían los dietistas nutricionistas había una figura que se encargaba de esto; hoy en día ese rol con la incorporación de la mujer al mercado laboral no lo ha asumido ninguna figura, hay una desidia, se quiere evitar el conflicto con los hijos y por comodidad se ofrece a los niños alimentos comerciales que cuestan dinero y hacen un flaco favor a la educación nutricional. La paciencia, el juego y el incorporar la cocina al desempeño del niño ayudan mucho, fomentando su curiosidad y provocando las ganas de probar el alimento”, concluyó.

Comentarios