Día Internacional de los Museos con importantes novedades en el Altoaragón

Museo Militar Miniaturas

El Alto Aragón vuelve a celebrar este año el Día Internacional de los Museos con varios centros recién estrenados. Las novedades son los dos centros de interpretación del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña (a punto de abrir), el Museo de miniaturas militares de Jaca y el Museo La Laguna de Sariñena. En Huesca, la consejera de Educación, Eva Almunia, asistirá a la inauguración de la exposición "Escuelas rurales. El tiempo se ha detenido", en el Museo Pedagógico. Y con motivo del Día Internacional de los Museos, la delegación de Patrimonio de la Diócesis de Huesca ha decidido permitir la entrada libre a varios templos este sábado: el Museo Diocesano de Huesca, la Catedral, la iglesia de San Pedro el Viejo, las Colegiatas de Bolea y Alquézar y la iglesia de San Miguel de Foces, en Ibieca.

En el proyecto de rehabilitación del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña se ha invertido 25,1 millones de euros, constituyendo el centro turístico-monástico más importante de España. Ahora, el edificio del antiguo cenobio tiene una hospedería de lujo, hasta un spa, dos centros de interpretación, una cafetería y una tienda. Un centro de interpretación es sobre la vida monástica y el otro sobre la Corona de Aragón.

El Museo de miniaturas militares tiene una jornada de puertas abiertas este viernes. Está situado en la ciudadela de Jaca, muestra la historia de los pueblos desde la óptica de sus ejércitos, así como la evolución tecnológica de la humanidad aplicada al concepto del dominio y defensa de los imperios, reinos o estados. Para su puesta en marcha, se han restaurado más de 32.000 piezas y se han creado 23 escenarios que albergan la colección de miniaturas, constituyendo un moderno espacio expositivo. Es un referente en todo el país, ha recibido 8.600 visitas en su primer mes de funcionamiento.

Mientras tanto, en Sariñena se inauguraba hace poco más de un mes el Museo de la Laguna de Sariñena. El edificio es una antigua posada de la localidad, que ha sido rehabilitado para acoger una oficina de turismo, un jardín botánico y varios espacios expositivos. El inmueble, conocido como "la Casa de La Miguela", fue adquirido por el Ayuntamiento de Sariñena en 1998. Acoge una muestra sobre la Laguna de Sariñena, otra exposición fotográfica de la zona y dos exposiciones etnológicas, una de ellas sobre cocina.

También se ha inaugurado recientemente el Centro de Interpretación del Cinca "Pinzana", en el parque de "Los Sotos".

MUSEOS EN HUESCA

El museo más importante de esta provincia es el Museo de Huesca, ubicado en dos edificios de épocas históricas bien diferentes: lo que queda del antiguo Palacio de los Reyes de Aragón y la antigua Universidad Sertoriana. Los puntos débiles de este museo son que todavía no se ha puesto en marcha el programa didáctico que la consejera prometió y también que el centro no puede asumir el trabajo de investigación y restauración de fondos que llegan a sus laboratorios a partir de yacimientos arqueológicos existentes en diferentes puntos de la provincia. Este centro recibe cada año 40.000 visitas.

El Museo Diocesano de Huesca fue organizado en 1945 como Tesoro de la Catedral de Huesca, en su Sala Capitular, quedando constituido como Museo Episcopal y Capitular de Arqueología Sagrada, en 1950. El Museo de Huesca esta concebido con criterios didácticos, mantenidos tanto en su organización de conjunto y salas, como en la información que acompaña a cada pieza. La labor didáctica se complementa con cinco talleres programados para escolares de primaria y secundaria

El Centro Aragonés de Arte Contemporáneo, un proyecto que había sufrido muchos avatares desde que José Beulas decidiera ceder su colección a la ciudad de Huesca, abría sus puertas en los primeros meses de 2006. Finalmente, en un edificio diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, el Centro ha ido acogiendo muestras de diferentes autores, normalmente relacionadas con la naturaleza.

El Museo Pedagógico de Aragón, en la Plaza Luis López Allué, está basado en el fondo del antiguo Museo Pedagógico del Centro de Profesores y Recursos. Con una superficie de 800 metros cuadrados de exposición, tiene una recepción-tienda, puntos informativos de consulta, sala de audiovisuales polivalente, dos salas de exposiciones temporales, mediateca y taller de actividades para niños, así como la reproducción de tres aulas: una de principios del siglo XX, otra de la época de la República, y una tercera de la Escuela Nacional Católica. En los tres casos, se recrea el ambiente, y se producen distintas sensaciones de iluminación con efectos de sonido y un audiovisual sobre la pizarra.

Además de estos centros, Huesca cuenta con algunas exposiciones permanentes interesantes, como la muestra sobre Ramón J. Sender en el Instituto de Estudios Altoaragoneses o el museo sobre los danzantes del Centro Raíces.

RESTO DE LA PROVINCIA

La provincia de Huesca cuenta con aproximadamente 130 museos y centros de interpretación. Uno de los museos más visitados es el Diocesano de Jaca, por el que anualmente pasan 60.000 visitantes. El museo, situado dentro de la catedral, es uno de los mayores reclamos de la localidad jaquesa. El atractivo de las exposiciones radica en el arte sacro-medieval, en el románico y en el gótico. Pero lo más singular son las pinturas al fresco que en la década de los 60 se trajeron de las iglesias de la zona.

Otro museo peculiar es el de Campo, que acoge una exposición de Juegos Tradicionales. Como todos los años, éste ha mantenido la media de 15.000 visitantes, de los que la mayor parte son grupos de tiempo libre y colegios. El centro cuenta con una sala de niños, una de hombres y una de mujeres, en la que se puede ver el tradicional juego delas “birlias”.

Las tradiciones y el modo de vida del Pirineo se pueden descubrir en el Museo Ángel Orensanz y Artes del Serrablo de Sabiñánigo. Cultura material y espiritual que cada año visitan unas 12.000 personas. Este museo ofrece la posibilidad de acercarse hasta el modo de vida de aquellos que hasta los años 60 poblaron las montañas pirenaicas. La celebración del Día internacional de los museos será con concierto de clave denominado "De lo popular a lo culto, músicas de ida y vuelta", interpretado por Susana Surfson.

El Museo Diocesano de Barbastro ocupa, desde su inauguración en 1975, los locales de los antiguos archivos capitulares. Alberga casi 300 piezas que datan del siglo XII hasta el siglo XIX, siendo las más significativas un antiguo fragmento de frontal de altar, el pantocrátor románico de Vió, tablas góticas y esculturas renacentistas. El Museo del Vino, de construcción más reciente, es otra de las visitas obligadas en la ciudad de Barbastro. Recientemente reformado, el Espacio del Vino cuenta con dos zonas diferenciadas: una sala circular en la que un montaje audiovisual, proyectado sobre una espectacular pantalla de siete metros de ancho, muestra una imagen atractiva y global de lo que el turista puede disfrutar, y una sala de catas y conferencias equipada con la más moderna tecnología.

En Sabiñánigo este año el Día Internacional de los Museos se celebra en el Museo de Artes Populares de Serrablo con un concierto de clave denminado "De lo popular a lo culto, músicas de ida y vuelta", interpretado por Susana Surfson. Desde el Ayuntamiento se lleva a cabo de manera alternativa con el Museo de Dibujo "Julio Gavín-Castillo de Larrés", que el año pasado contó con un reconocimiento especial a la figura de su fundador y presidente de Amigos de Serrablo, Julio Gavín, que falleció días después en el mes de junio.

PROYECTOS

Pendiente está el Museo del Cinca, que formará parte de la red de museos que contempla el Plan de Dinamización Turística del Cinca Medio. Es una de las actuaciones contempladas dentro de la primera fase del plan, al igual que el impulso de una red de itinerarios por el Casco histórico.

En Canfranc, el Consorcio Canfranc 2000 decidía en los últimos días encargar un anteproyecto del Museo del Ferrocarril, que "incluya la antigua rotonda de máquinas y su entorno". En Jaca está en proyecto la construcción de un Museo de la Ciudad, para lo que se ha adecuado la Casa Irigoyen en la calle Mayor. Y el Museo Diocesano lleva cuatro años cerrado, pendiente de un proyecto museístico.

Comentarios