El Centro de Educación Especial "La Alegría" de Monzón ya tiene su sala multisensorial

Ha sido un camino largo el recorrido hasta llegar a este momento, reconocía la directora del Centro, Pilar González, ya que desde hace cinco años se estaba buscando la financiación para poder llevar a cabo esta sala multisensorial con la que se busca estimular en el despertar de los sentidos a los alumnos.

Esta presentación tenía lugar dentro de la semana cultural del centro y en el día de la convivencia dónde alumnos de otros centros han estado en el Colegio. La sala está herméticamente cerrada y se crea un ambiente en el que el niño junto al tutor puede oler, tocar ,oír, y ver con el fin de conseguir una estimulación de todos los sentidos. El equipamiento de la sala lo forman, entre otros elementos, un colchón de agua musical, un cañón láser, columnas visuales, y una mezcla de olores y colores, que espera ampliarse en próximos cursos.

El alcalde de Monzón, Fernando Heras, en nombre de todos los que han colaborado en el proyecto mostraba el apoyo desde la corporación con las personas más desfavorecidas.

El coste ha rondado los 30.000 euros y ha sido financiado por distintas empresas e instituciones como DGA, DPH, Comarca Cinca Medio, Ayuntamiento de Monzón, Cosehisa, Torres Martí, Big Mat Ochoa, IberCaja, familia Mariné, Hinaco, Hidro Nitro, y Polidux, entre otros. Gracias a su colaboración el Centro de Educación Especial“ La Alegría” tiene esta sala muy importante para la atención de sus alumnos.

La jornada se completaba con la actuación de títeres y una comida en la que participaban los padres y madres. Asimismo, acudía la comunidad educativa con Gabriel Albás, concejal de Educación, José Antonio Adell, director del CPR de Monzón, Tere Paniello, presidenta de la Asociación de Padres y Madres de Aragón, y el teniente alcalde, Manuel Campo. Se entregaban placas a los colaboradores y a la directora del Centro, Pilar González, que en julio pasará el testigo a Rosa Mari Lanau.

Comentarios