Rescatado en la Sierra de Guara un barranquista francés que cayó en una poza y fue absorbido al interior de un sifón

El equipo de montaña de Huesca, el Grupo de Montaña de Benasque, UHEL-41 y médico de rescate en montaña han rescatado a un barranquista francés que había caído a un sifón y ha sido absorbido al interior. El barranquista ha sido rescatado ileso, aunque sufría una ligera hipotermia y estaba en un estado de nerviosismo.

A las 17’20 horas del día 18 de mayo actual, se tuvo conocimiento de la existencia de una persona accidentada en el sifón de Anaís, sito en el barranco de La Peonera, término municipal de Bierge (Huesca).

Los acompañantes de un ciudadano francés, mediante llamada telefónica participaron que su compañero había sufrido un accidente en el Sifón de Anaís, perdiéndolo de vista, suponiendo que el mismo había fallecido, al no haber salido a la superficie.

Desplazados hasta el lugar, Equipo de Montaña de Huesca, Grupo de Montaña de Benasque, UHEL-41 y médico de rescate en montaña, dándose aviso igualmente al Grupo de Actividades Subacuaticas y Helicóptero de la Zona de Logroño.

Una vez en el lugar y dadas las características del sifón, conocidas por los integrantes del dispositivo de rescate, un especialista de montaña se sumergió a pulmón en el sifón, para introducir una rama en una cavidad del terreno de unos cuatro metros de longitud, donde podría encontrarse el barranquista accidentado, al objeto de comprobar si el accidentado pudiera estar todavía con vida, notando como algo tiraba de la rama, se pudo dar supuesto que el barranquista se encontraba todavía con vida, ante la premura de tiempo para la realización del rescate, el especialista en montaña se introdujo nuevamente en el agua para hacer llegar al final de la cavidad una linterna atada con una cuerda, al llegar la linterna hasta el barranquista, él mismo se ató la cuerda a la cintura y fue sacado a la superficie por los equipos de rescate.

El accidentado resultó ser D.P.C., de nacido el 08-01-62 en Francia y vecino de Toulouse (Francia), se encontraba ileso aunque sufría una ligera hipotermia y gran nerviosismo ya que había permanecido durante todo el tiempo que duro el rescate con la totalidad del cuerpo sumergido en el agua y en oscuridad total, fue trasladado al camping de Panzano.

Dado el desarrollo de los acontecimientos no fue necesaria la llegada del equipo G.E.A.S. de Logroño para la realización del rescate.

Comentarios