Un lugar para la música

Lorenzo Río

Me ha gustado el título que el colectivo de músicos oscenses le ha puesto al manifiesto que han querido hacer público esta semana. "Un lugar para la música" encierra un alegato en favor de la creación musical de nuestra ciudad. No es más que un grito unánime que denuncia que en esta situación no se pude continuar. Los grupos jóvenes -o incluso no tan jóvenes- de nuestra ciudad, se ven obligados a ensayar en unas condiciones deplorables. Muy pocos son los propietarios que se deciden a alquilar su inmueble como local de ensayo, y por ello, muchas formaciones terminan haciéndose un hueco en pequeños garajes, cocheras o incluso cuadras recuperadas que no cumplen con los mínimos de espacio, higiene o seguridad necesarios.

Pero lo preocupante no es sólo la situación en la que se encuentran los locales de ensayo, sino la especulación que con ellos hacen incluso sus propietarios, que en ocasiones obligan a pagar precios muy altos que no concuerdan en absoluto con las condiciones que presentan esos espacios.

Por todo ello, los músicos oscenses piden la colaboración de las administraciones para crear una red de locales de ensayo que cumplan con un mínimo de seguridad y espacio. Espacios habitables donde llevar a cabo eso de la creación musical sobre la que los políticos de nuestra ciudad, siempre les gusta alardear. Por ello, en consecuencia, habría que plantearse echar una mano a estos jóvenes. Y es que cuando uno de ellos en algún momento obtienen un mínimo éxito en el exterior, enseguida nos encargamos de ensalzarlo y apuntarnos el tanto... qué contradicción.

Realmente no piden mucho. Sólo plantean conseguir que Huesca tenga "un lugar para la música".

Comentarios