Récord en el número de participantes y velocidad media en la III Ruta de los Castillos

Cerca de seiscientas personas se inscribieron para participar en la III Edición de la Ruta de los Castillos, batiendo récords de participación de años anteriores. Sólo dieciséis personas de etas seiscientas inscritas previamente no tomaron la salida en Bolea el pasado sábado dentro de la tercera edición de la Ruta de los Castillos. Desde la organización se remarca esta fidelidad a la prueba que contó, en esta edición, con el inconveniente de la climatología adversa.

Desde la salida en Bolea, la lluvia acompañó a los senderistas de forma ininterrumpida durante los 35 kilómetros del trayecto que finalizaba en el municipio de Ayerbe. Un centenar de participantes optaron por realizar sólo la distancia entre Bolea y el Castillo de Loarre, mientras cuarenta más se subieron al autobús en Sarsamarcuello. Sin embargo, alrededor de cuatrocientas personas completaron la totalidad del recorrido. E

El más rápido empleó tres hora y media en cubrir los treinta y cinco kilómetros, llegando a las 11.30 a Ayerbe. Los últimos grupos lo hicieron a las 16.00 horas con ocho horas de camino a sus espaldas.

La organización de la “Ruta de los Castillos” destaca el incremento de participación absoluta con respecto a la edición anterior y también el incremento de la velocidad media de los senderistas, ya que el grueso de la marcha estaba en Ayerbe en torno a las 14.30 horas, casi tres cuartos de hora más veloz que en 2006. La lluvia animó la marcha y, sin duda, palió el efecto de exceso de calor que en la edición anterior invitaba a los senderistas a avituallarse más a menudo y a alargar los momentos de descanso.

También fue muy alta la participación en el primer concurso fotográfico ‘Ruta de los Castillos’, con veintinueve fotógrafos que inscribieron sus instantáneas. Los grupos de colaboradores y voluntarios de la Ruta de los Castillos garantizaron el correcto funcionamiento de la prueba, favoreciendo que esta tercera edición sea un éxito ya que ha dotado a esta ruta de un carácter aventurero que se cubrió sin lesionados de importancia.

Comentarios