Los trabajadores de Ercros muestran su oposición al cierre de la planta de Monzón

En el mismo momento en el que la dirección de Ercros entregaba a los sindicatos el Plan de Mejora de la Eficiencia dónde se recoge el cierre de cinco plantas en España, entre ellas la de Monzón, los trabajadores del turno de noche y tarde se concentraban en la puerta de las oficinas de la empresa para mostrar su oposición al planteamiento de la firma química.

El presidente del Comité de Empresa, José Antonio Turmo, espera conocer cuánto antes los datos en los que se basa la firma para ver si hay alguna manera de poder cambiar el sino de la fábrica de Monzón, que siguen manteniendo que es rentable. Este miércoles se reúne de cara a plantear el calendario de movilizaciones, ya que hasta el viernes tanto las secciones sindicales de UGT y CCOO no trasladarán a sus representantes en Ercros sus conclusiones.

La empresa da un plazo de una semana y tiene previsto el iniciar conversaciones con las centrales, después de ese tiempo. Miguel Brota del Comité de Empresa señala que en estos momentos lo ve muy negro y que no entienden el planteamiento de cierre cuándo la firma en Monzón es rentable y únicamente se trata de reducir costes laborales. Además de no entender cómo se les puede pedir que trabajen al 100 por 100 cuándo les dice que en cuatro años los cierran.

El secretario provincial de UGT, Ángel Laguarta, se desplazaba a Monzón para apoyar a los trabajadores y conocer la situación, que no entienden, y que afecta a la planta de Ercros.

Mientras se producía la concentración, Ercros ha emitido una nota de empresa en la que anuncia la ampliación de capital por un importe de 144 millones de euros. Con estos recursos la Compañía tiene la intención de financiar el plan estratégico, es decir, el Plan de Mejora de Eficiencia, que se aplica en cuatro años y que prevé el cierre de Ercros Monzón en el horizonte de 2009 ó 2010. En estos momentos, 130 trabajadores dependen de la fábrica en la capital mediocinqueña.

Comentarios