La VII Marcha Cicloturista 'Puertos de La Ribagorza' se consolida entre las mejores

2005052323 puertos riba.jpg

La prueba ha cubierto las expectativas de los organizadores, Club Ciclista Graus, Ayuntamiento de Graus y Comarca de La Ribagorza en esta séptima edición en la que más de 800 cicloturistas tomarán salida este sábado en la calle Barranco de Graus. La prueba se ha consolidado entre las mejores del calendario nacional y sirve como un buen test para preparar la Marcha Cicloturista Internacional Quebrantahuesos que se disputa el mes de viene tanto por la distancia de su recorrido, 200 kilómetros, como por la dureza de su trazado.

Se suben cinco puertos de montaña (Laguarres, Serrate-Vilas del Turbón, Bonansa, Col de Espina y Col de Fadas), alguno de ellos habituales en los recorridos de la Vuelta a España y protagonistas este año en la etapa que concluirá en Andorra y saldrá de Benasque. De lo exigente del recorrido es fiel reflejo los 2.900 metros de desnivel acumulado durante toda la carrera que discurre por 18 de los 32 municipios ribagorzanos.

Los corredores toman la salida a las 8.30 horas en la Calle Barranco de Graus, desde donde se dirigen por la A-139 en dirección a Benasque. Una vez cruzado el puente sobre el río Ésera, continuarán ruta por la A-1605 hacia Lascuarre y, tras pasar Capella, se desviarán por la A-1606 hacia Benabarre. En ese punto, divisando Laguarres, comenzarán el Puerto ‘Castillo de Laguarres’, un exigente ‘coll’ que durante los 8 kilómetros de ascensión mantiene una pendiente media del 6 por ciento. Tras coronar el puerto, los ciclistas se dirigirán a Benabarre, tomando el desvío hacia Barbastro y, poco después, tomando el desvío a Torres de Ésera y siguiendo dirección a Graus. Allí, junto al polideportivo, estará situado el primer avituallamiento.

Al llegar a Graus, se continuará dirección Benasque y el recorrido discurrirá por el río Ésera, con tendencia ascendente con cortos repechos hasta llegar a Campo, donde se inicia el tramo más duro de la marcha. Al llegar a la población, los corredores deberán tomar el desvío al Balneario de las Vilas del Turbón, ascendiendo el puerto de Serrate-Las Vilas del Turbón e iniciando el descenso hacia Torre la Ribera y Villacarli hasta llegar al cruce con la A-1605 que tomarán de nuevo. Seguirán el curso del río Isábena pasando por Pardinella, Beranuy –segundo avituallameitno sólido y líquido- y Herrerías de Calveras, hasta llegar al Monasterio de Obarra.

En ese punto se inicia la ascensión al tercer puerto de la jornada, el Puerto de Bonansa, desde donde se desciende a la población que le da nombre antes de tomar la N-260 hacia Castejón de Sos. Ahí comienza un nuevo puerto, el de Coll de Espina, si bien antes dispondrán de un avituallamiento líquido en Noales. Apenas sin tiempo para recuperarse tras coronar Espina, los ciclistas iniciarán el ascenso al Coll de Fadas, la última dificultad montañosa de la jornada, en el kilómetro 142.

Desde ese punto hasta la meta, los corredores se encontrarán con un descenso continuado y bastante constante, pasando por Bisaurri, Castejón de Sos, El Run, Seira –nuevo avituallamiento líquido-, siguiendo por Campo, y Morillo de Liena –avituallamiento líquido- bordeando el río hasta llegar a la meta situada en la calle Barranco de Graus. Allí está previsto que los primeros corredores lleguen en torno a las 14.15, aunque el cierre de control no está previsto hasta las 19.30 horas.

La presencia de caras conocidas como Joane Somarriba, González Arrieta, Javier Moracho, Sergio Pérez, José Miguel Elías o Jorge García y cientos de ciclistas aficionados le dan un toque más de prestigio a esta prueba que además sirve como una gran vía de promoción turística de la zona de La Ribagorza que se vuelca con este acontecimientos deportivo. Localia Televisión y Radio Huesca realizan programas especiales del seguimiento de la Marcha Cicloturista.

Comentarios