Cartas al director : Horario Escolar-Horario Laboral

Luis Cavero Abadías. Secretario Provincial de FETE-UGT Huesca

Se lee en los medios estos días la decisión de los Órganos de Gestión de algún centro educativo de modificar su horario escolar para favorecer el rendimiento de los alumnos/as. Los argumentos son claros: Disminución del periodo entre sesiones de mañana y tarde, alargamiento de la jornada de mañana con 3 periodos de 60’ más un descaso de 30’ y sesiones de tarde de 45’ cuando el rendimiento y la atención son más dispersos. El número de horas lectivas permanece intacto mientras la racionalización parece evidente y así lo han visto la mayoría de los padres (62%) tras escrutar la consulta.

Sin embargo, un grupo de nuestras empresarias de AMEPHU, a quienes no dudo debemos agradecer su capacidad de iniciativa económica, se atreven a cuestionar este horario por motivos “exclusivamente” de conciliación laboral y familiar (no habrán caído en la cuenta que la buena formación es clave para el desarrollo económico). Es curioso que estos señores se atrevan a poner sólo en un lado de la balanza la responsabilidad de conciliación, cuando de todos es sabido que esto es cosa de dos, o incluso de tres.

Hace ya algunos años que los estudios del rendimiento laboral y de la productividad coinciden en que ésta crece cuando se realiza el trabajo a gusto y descansado. Véanse los datos de productividad por hora trabajada en la Europa que descansa más y mejor. Sin embargo nuestras empresarias siguen empeñadas en pensar que a más horas “en el tajo” mayor rendimiento y por eso se empeñan en que los niños/as estén más horas en el cole aunque no hagan nada (no olvidemos que a partir de determinado momento el rendimiento tiende a cero).

Lean esto: “IESE y Adecco acaban de publicar un estudio en el que llegan a una conclusión nada novedosa: España es el país en el que más largas son las jornadas laborales y menor rendimiento se obtiene por hora trabajada.(…) Los tres países con menor jornada laboral (Holanda, Alemania y Bélgica) se encuentran entre los cuatro en los que la productividad por hora es mayor. (…) Y es que mientras haya quién se pase la jornada pasilleando pero luego procure salir a las nueve para que todo el mundo vea que se queda hasta tarde, y mientras se premien precisamente este tipo de actitudes… Bueno, mal vamos. Y no nos lo están avisando ningún filósofo ni gurú empresarial, sino entidades como el FMI o el Banco Central Europeo”. (Tomado de Blog Salmon y Cinco Días 17-04-07).

Los estudios comparados nos indican que en los países donde el rendimiento escolar es mejor (Finlandia es el país con mejor rendimiento en las evaluaciones internacionales), el número de horas lectivas es un 23% menor, y los niños/as pasan más horas con sus familias (entre otras cosas porque sus empresarios han comprendido lo que antes explicábamos).

A más horas en casa, más rendimiento en la escuela (y en la empresa). ¿Se entiende?: Es sencillo, es un problema de autoestima del niño (léanse El niño feliz, Dorothy Corkille Briggs (Ed. Gedisa)). Se siente más querido, más optimista, mejor tratado…..luego rinde mejor. Exactamente igual que los adultos en los centros de trabajo. Deberíamos ir haciendo algún curso de Inteligencia Emocional.

Por cierto, la otra pata del banco, el Gobierno, las Administraciones locales y regionales sobre todo, también podrían ayudar. Los Finlandeses pueden estar más con sus familias porque el porcentaje de ayudas que reciben para ello es enormemente superior al nuestro, pues comprenden con claridad la importancia de educar bien a sus hijos en los primeros años de vida (no van a la escuela hasta los 7 años). Es decir, el problema no está sólo en más guarderías, que no está mal si no hay más remedio, sino sobre todo en conciliar de forma real los horarios laborales (absurdamente extensos e improductivos), con los escolares (actualmente también extensos e improductivos en comparación con 20 países más) y los familiares.

Dicho de otro modo: No se metan ustedes con cómo ha de ser la productividad en la escuela, que ya sabemos algo quienes a esto nos dedicamos, y miren de quitarse la viga de su ojo…. Aunque algo habrá que hacer con la productividad, tanto la laboral como la educativa, pero desde luego, lo que no hay que hacer es tirar piedras a quien intenta acercarse a modelos superiores al nuestro según los datos, objetivos, de las evaluaciones internacionales.

P.D. A pesar de todo, los niños/as que, desgraciadamente, no puedan estar con su familias por diferentes motivos, tienen actividades programadas para su atención a partir de las 16. Eso si, tiempo de ocio y descanso.

Comentarios