Huesca escenario de una jornada dedicada a la Ley de Sociedades

La Cámara de Comercio e Industria de Huesca, el Colegio de Abogados de Huesca y el Colegio de Economistas de Aragón han organizado una jornada informativa sobre la nueva Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, próxima a entrar en vigor, y que regula el ejercicio en común de las actividades profesionales. Se trata de una nueva norma legal que viene a cubrir el vacío existente respecto al ejercicio profesional de forma asociada.

La jornada consistirá en una conferencia pronunciada por el notario Francisco Rodríguez Boix, y tendrá lugar este jueves 31 de mayo, a las 19 h, en el salón de actos de la Cámara de Comercio, con entrada libre.

Según señala el preámbulo de la nueva Ley, la evolución de las actividades profesionales ha dado lugar a que la actuación aislada del profesional se vea sustituida por una labor de equipo que tiene su origen en la creciente complejidad de estas actividades y en las ventajas que derivan de la especialización y división del trabajo, de manera que las organizaciones colectivas que operan en el ámbito de los servicios profesionales han ido adquiriendo una creciente difusión, escala y complejidad, con acusada tendencia en tiempos recientes a organizar el ejercicio de las profesiones colegiadas por medio de sociedades.

En este contexto, la Ley de Sociedades Profesionales tiene por objeto posibilitar la aparición de una nueva clase de profesional colegiado, que es la propia sociedad profesional, mediante su constitución con arreglo a esta Ley e inscripción en el Registro de Sociedades Profesionales del Colegio Profesional correspondiente.

Para ello, se establece una disciplina general de las sociedades profesionales que facilite el desarrollo de esta franja dinámica de nuestro sistema social y económico y con tan acusada incidencia en los derechos de sus clientes. Así pues, la creación de certidumbre jurídica sobre las relaciones jurídico-societarias que tienen lugar en el ámbito profesional se constituye en uno de los propósitos fundamentales que persigue la nueva Ley. Junto a éste, se hace preciso consignar un adecuado régimen de responsabilidad a favor de los usuarios de los servicios profesionales que se prestan en el marco de una organización colectiva.

En definitiva, esta nueva Ley de Sociedades Profesionales se constituye en una norma de garantías: garantía de seguridad jurídica para las sociedades profesionales, a las que se facilita un régimen peculiar hasta ahora inexistente, y garantía para los clientes o usuarios de los servicios profesionales prestados de forma colectiva, que ven ampliada la esfera de sujetos responsables.

Comentarios