Las farmacias volverán a cambiar los cigarrillos por piruletas el jueves, el Día Mundial Sin Tabaco

2005071919 farmacia.jpg

Este jueves, 31 de mayo, se celebra en todo el mundo, el Día Mundial Sin Tabaco. Las farmacias de las provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel se suman a esta celebración con la nueva campaña de educación sanitaria. “Siempre... ¡Libres!” es el lema de esta iniciativa que pretende informar de los riesgos que entraña el consumo de tabaco y sensibilizar a la población sobre las consecuencias y problemas que para la salud genera el humo del tabaco.

Para animar a los ciudadanos a apagar el último cigarrillo, los farmacéuticos de Aragón cambiarán a los usuarios fumadores un cigarrillo por una piruleta. Una iniciativa que se llevará a cabo en todas las farmacias de Aragón. De 8 de la mañana a 8 de la tarde los farmacéuticos entregarán documentación sobre los peligros del consumo de tabaco y de los medios para dejar el hábito, también se realizarán test de dependencia a la nicotina y se entregarán obsequios simbólicos para ayudar a dejar de fumar.

Para reforzar el lema y objetivo de la campaña “Siempre... ¡Libres!.”, durante toda esta semana, los farmacéuticos regalarán unas divertidas pegatinas para recordar a los ciudadanos las ventajas de disfrutar de un ambiente sin humos.

Para conocer más a fondo el proceso de deshabituación tabáquica, a lo largo de tres días, del 30 de mayo al 1 de junio, se repartirán entre los usuarios fumadores de las oficinas de farmacia una encuestas que posteriormente serán analizas por los COFAr.

Un plan para dejar de fumar desde las farmacias

Las oficinas de farmacia son los primeros establecimientos sanitarios donde los ciudadanos pueden pedir consejo sobre salud. Por ello, a lo largo de la semana los farmacéuticos, como profesionales de la salud, reforzarán su labor informativa para aconsejar a los usuarios sobre los beneficios de abandonar el tabaco. Esta labor de información y asesoramiento forma parta del Programa de Deshabituación Tabáquica que los Colegios de Farmacéuticos pusieron en marcha en 2001 y que convierten a las oficinas de farmacia adheridas en centros de Deshabituación Tabáquica.

Mediante el Programa de Deshabituación Tabáquica, el farmacéutico estudia las características de cada fumador y le aconseja los métodos más adecuados y eficaces para abandonar el tabaco, posteriormente se le realiza un seguimiento terapéutico para controlar los posibles efectos adversos de la medicación y/o síntomas de abstinencia. El farmacéutico derivará el paciente al médico en las situaciones que así lo requieran (menores de 18 años, mayores de 70 polimedicados, alta dependencia nicotínica, patologías cardíacas o metabólicas no controladas, etc.).

Un programa que arroja datos esperanzadores, ya que el 33% de los pacientes de este programa deja de fumar.

Con esta campaña, los farmacéuticos de Aragón pretenden, además de informar sobre los beneficios de dejar de fumar, expresar su implicación en la lucha contra el tabaco y difundir entre los usuarios la condición de centro de Deshabituación Tabáquica de las Oficinas de Farmacia .

Comentarios