Iniciada en el Altoaragón la recolección de fruta

Ha comenzado la campaña de recolección de fruta en la provincia de Huesca, inicio por la cereza. Las producciones este año van a ser algo menores que hace un año, comenzando los precios en buenos niveles para los intereses de los agricultores. El próximo domingo abre sus puertas Merco Fraga. Hay agua en el sistema de Riegos del Alto Aragón y continúa la preocupación en la zona del Canal de Aragón y Cataluña. También preocupa lo que pueda hacer el pedrisco. Estamos hablando de un sector importante en la economía de muchas zonas de la provincia de Huesca, especialmente en el Bajo Cinca.

El cultivo de la cereza se ha visto afectado por las últimas lluvias; por cierto, que está prevista para el sábado, 16 de junio, la celebración de la Fiesta de la Cereza de Bolea; la recolección llega de forma más tardía que en zonas más al sur de la provincia. Vicente López, responsable de frutas y hortalizas de UAGA, apunta que los cálculos en cuanto a la producción indican una disminución del 3 por ciento. También se espera disminución de producción en variedades concretas como la manzana roja y la pera conferencia. En cuanto a la fruta de hueso la campaña se presenta en la misma línea que la anterior.

Carlos Ferrer, secretario general de ASAJA Aragón, afirma que los precios en este arranque de campaña se consideran buenos aunque hay que esperar a la segunda quincena de junio, que es cuando entran en el mercado las producciones de otros países europeos competidores como Italia. Preocupa también la producción procedente de Grecia, especialmente del melocotón amarillo, muy ligada a la conserva.

Preocupa la llegada de producciones de países de fuera de la Unión Europea, ya que condicionan el mercado nacional.

Las últimas lluvias han hecho subir el nivel de agua embalsada, algo positivo tras el periodo de sequía en el campo. No obstante, estos episodios de lluvia han perjudicado a la cereza. En cuanto a las reservas hídricas sigue preocupando el sistema del Canal de Aragón y Cataluña.

Los agricultores están pendientes también del pedrisco, que ya ha afectado a algunas zonas del Bajo Cinca.

Comentarios