Se pone en marcha el Plan para prevenir los riesgos de altas temperaturas

2004062928 temperatura.jpg

Su objetivo es prevenir y reducir los efectos negativos del calor excesivo sobre la salud de los ciudadanos, especialmente en personas con patologías crónicas, niños, ancianos y trabajadores que realizan su actividad al aire libre. El Plan cuenta con la colaboración de los Ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales, Medio Ambiente e Interior. En Huesca los umbrales son de 36 grados

La Ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, ha presentado el “Plan nacional de acciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud” 2007, que se activa, por cuarto año consecutivo, del 1 de junio al 30 de septiembre. Su objetivo es prevenir y reducir los efectos negativos del calor excesivo sobre la salud de los ciudadanos, especialmente entre los colectivos más vulnerables, como ancianos, niños, enfermos crónicos y personas socialmente más desfavorecidas.

Para minimizar esos daños, desde el Ministerio de Sanidad se insiste en la necesidad de seguir una serie de recomendaciones generales. Las más importantes son:

Beba agua abundante y asegúrese de que niños y ancianos también lo hagan, aunque no sientan sed, en los días de mucho calor y refrésquese cada vez que lo necesite.

Protéjase de la exposición directa al sol.

Evite la realización de esfuerzos físicos en las horas de más calor.

Permanezca el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

Use ropa clara, ligera y que deje transpirar.

Consulte a su médico ante cualquier síntoma relacionado con las altas temperaturas, que afectan más a niños, mayores y enfermos crónicos.

Mantenga sus medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto.

A partir de junio se activará también el teléfono de atención gratuito las 24 horas del día (900 22 22 99) de Cruz Roja, que ofrecerá un servicio de consulta a los ciudadanos y, generará visitas domiciliarias a las personas que se considere que se encuentran en situación de riesgo. Este teléfono, atendido en todas las lenguas oficiales del Estado, tiene la finalidad de informar y atender a las personas en sus demandas sobre este tema o comunicar situaciones de emergencia. Desde este número, se efectuarán también llamadas periódicas, programadas mediante agenda, para verificar el estado de las personas vulnerables frente a las altas temperaturas.

Dentro del plan, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales renovará la colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Cruz Roja y Cáritas Española para difundir información y coordinar las actuaciones de sus voluntarios y de los servicios de asistencia social, encargados de identificar a la población más susceptible de padecer los efectos de la ola de calor. En este marco se trabajará también estrechamente con las Consejerías de Bienestar Social o Asuntos Sociales de las CC.AA. En cada provincia habrá una figura de referencia que coordine al grupo de voluntarios que colaboren en el plan, y que se estará en contacto con los coordinadores autonómicos y locales.

TEMPERATURAS “UMBRAL” MAXIMAS Y MÍNIMAS

La Ministra ha explicado que, en lo esencial, se mantienen las actuaciones de coordinación e información puestas en marcha en años anteriores, ya que han resultado eficaces y están plenamente consolidadas. El plan se sustenta en el conocimiento anticipado de las predicciones que remite diariamente el Instituto Nacional de Meteorología. Con la experiencia acumulada, se ha perfeccionado con respecto al año pasado el sistema de información meteorológica mediante un ajuste más afinado de las temperaturas umbral.

Dependiendo de estas temperaturas, se activarán los diferentes niveles de alerta, que implican un conjunto de actuaciones preventivas y asistenciales: nivel 0 (verde), de ausencia de riesgo; nivel 1 (amarillo), de bajo riesgo; nivel 2 (naranja), de riesgo medio; y nivel 3 (rojo), de alto riesgo.

Cada uno de estos niveles se activa en función del número de días que se prevea que puedan superarse las temperaturas umbrales (tanto mínimas como máximas) en cada provincia. De esta forma, el nivel 0 se da cuando en los siguientes cinco días no se prevé que se superen en ningún momento esas temperaturas. El nivel 1 implica que se esperan de 1 a 2 días con temperaturas que superan los umbrales. El nivel 2, cuando se esperan de 3 a 4 días con temperaturas que superan las umbrales. Y, por último, el nivel 3 se activa cuando se espera que se superen las temperaturas umbrales en cada uno de los cinco días siguientes. Como novedad de este año se incluirá en los niveles 1 y 2 un índice numérico para informar del número de días seguidos que se prevé un elevado nivel de temperatura.

La coordinación de todas las actuaciones del plan corresponde a Presidencia del Gobierno, que cuenta con una Comisión Interministerial creada para este fin. Dichas actuaciones involucran a los ministerios de Sanidad y Consumo, de Trabajo y Asuntos Sociales, de Medio Ambiente (Instituto Nacional de Meteorología) y de Interior (Dirección General de Protección Civil); a las Comunidades Autónomas; a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP); y a organizaciones no gubernamentales como Cruz Roja y Cáritas España.

CAMPAÑA INFORMATIVA

Como en años anteriores, el Plan contará con el apoyo de una campaña publicitaria que refuerza el objetivo prevención y reducción de los efectos negativos del calor excesivo. Se trata de difundir los mensajes básicos de protección frente a las altas temperaturas, especialmente en relación a ancianos, niños, enfermos crónicos y personas socialmente más desfavorecidas, así como los trabajadores que desarrollan su actividad al aire libre. Su coste es de 1.200.000 euros que se destinarán a la contratación de medios, ya que se utilizará la creatividad de años anteriores. Su emisión está prevista en los meses de julio y agosto, y se tratará de ajustar a los momentos en que se registren los picos de calor.

Esta campaña se reforzará, como en años anteriores, con los mensajes de prevención que darán los hombres y mujeres del tiempo de los distintos medios audiovisuales, cuya colaboración volverá a constituir un importante pilar de la comunicación a los ciudadanos.

BALANCE 2006

El verano de 2006 registró, en comparación con el anterior, temperaturas algo más altas en toda Europa, especialmente durante los meses de julio y septiembre. Más de 1.700 voluntarios colaboraron durante el verano del año pasado en la atención a los grupos más vulnerables y realizaron más de 2.000 visitas domiciliarias. El teléfono de atención de Cruz Roja, además, gestionó, más de 70.000 llamadas.

El 8 de julio fue el día de este verano que registró más niveles amarillos, con un total de 8. Girona, por su parte, fue la provincia que alcanzó un mayor número de niveles de alerta, con 15 en total (11 amarillos y 4 naranjas). Por su parte, los servicios regionales de salud de las Comunidades Autónomas comunicaron en 2006 al Ministerio de Sanidad y Consumo un total de 21 fallecimientos atribuidos al exceso de temperaturas.

Para finalizar, Elena Salgado ha agradecido a las instituciones y a los voluntarios que trabajan en la puesta en marcha de este Plan su trabajo en campañas anteriores y “la renovación de su compromiso que, de seguro, nos permitirá llevar a buen puerto el Plan que ahora comienza”.

Comentarios